The Good Wife

24

Con lo grande que es la tele….


Puesto que ya he reconocido aquí mismo que dentro de mi hay un pequeño IMDb, que me obliga a molestar a todo el que vea algo conmigo con comentarios tan relevantes como “Ese salía en no sé donde” o “aquel hace de malo en tal serie” no tengo que justificar excesivamente las próximas líneas, que si bien no son del todo necesarias para nuestras vidas, seguro que las enriquece… Y es que últimamente tres intérpretes se vieron en la poco habitual situación de encontrarse en dos canales diferentes, con dos series diferentes, en un horario casi simultáneo. Y a mí eso ya me parece suficiente para hacer un post.

Como en cualquier otra profesión tiene que ser apasionante llegar a casa, o llamar a tu madre, para decirle que has conseguido un papel en una serie reconocida, o que vas a participar en un nuevo e interesante proyecto de una cadena de postín. Sin embargo, tiene que ser mucho más excitante poder hacerlo por partida doble y que tu interlocutor, que apoya tu carrera sobre todas las cosas, tenga que despejar su agenda por culpa de tu aparición múltiple televisiva en una misma noche. Aunque ésta última opción es mucho menos frecuente de lo que a los actores les gustaría ( y por otra parte los espectadores dan gracias, porque no veas tú qué raro todo) en las tres últimas semanas se han dado otras tantas coincidencias, que cuanto menos, resultan curiosas.

the-good-wife8

20 de abril. Zach Woods a las 21h. en The Good Wife y a las 22h. en Silicon Valley.

Al joven nacido en Virginia y que aún no ha alcanzado la treintena, le hemos podido ver ya en series como The Office, Veep y Arrested Development, y en esta temporada 2013-2014 participa en dos series en las que interpreta sendos papeles muy similares entre sí. En el mes de octubre hizo su primera aparición como trabajador de la Agencia de Seguridad Nacional en The Good Wife, un rol en el que le volvimos a ver hace tres semanas, cuando Jeff Delinger, el personaje que interpreta, acudió al bufete Florrick Agos para que le ayudasen con su situación en la Agencia. Esa misma noche, una hora después, los espectadores de la HBO pudieron verle en la nueva comedia de la cadena, Silicon Valley, en la que tiene una participación más regular interpretando a Jared, que pacientemente trata de ayudar a Richard y sus compañeros en la creación de su empresa tecnológica. No contento con esto, tal y como me apunta Luis A., @luisan_ogades, Zach volvió a hacer de las suyas el 4 de mayo, apareciendo a las 22h. en Silicon Valley y media hora después, y en la misma cadena, en la comedia de Julia Louis-Dreyfus, Veep.

MMS7-Ginsberg-590x375

28 de abril. Ben Feldman a las 22h. en Mad Men y en Silicon Valley.

Presente en la serie de la AMC desde 2012, este joven de Washington intepreta a Michael Ginsberg, uno de los “copy” de la agencia Sterling Cooper Draper Pryce y ha participado en casi una treintena de episodios. A pesar de que en su primera temporada, la quinta de la serie, su rol tenía más protagonismo e incluso fue nominado a un Emmy al Mejor Actor Invitado, en la actualidad sus apariciones son más esporádicas y puntuales. Sin embargo hace un par de semanas, el intérprete que también tiene tiempo para ser propietario de un viñedo, apareció en el tercer episodio de la séptima temporada de Mad Men, mientras participaba, con un papel episódico, en Silicon Valley, interpretando a Ron LaFlamme, el excéntrico abogado al que tiene que acudir Richard para pulir los detalles de su acuerdo empresarial con Peter Gregory.

APG__101

5 de mayo. Ivonne Strahovski a las 20h. en 24: Live Another Day y a las 22:30h. en Louie.

Cosas de la tele, ésta guapa australiana y yo no nos habíamos encontrado en la pequeña pantalla hasta ayer, cuando por la mañana, gracias a Movistar Tv, tuve el placer de conocerla en la nueva y esperada temporada de 24 y después me la encontré en el segundo episodio de la cuarta entrega de Louie. Y no será porque no ha tenido papeles relevantes en su corta pero intensa carrera, como el de la Agente Especial de la CIA Sarah Walker en Chuck, o el de Hannah McKay en la séptima y la octava temporada de Dexter. Si bien su papel en la serie de Louis C.K era episódico, interpretando a la atrevida modelo Blake, podremos seguir viéndola en la serie protagonizada por Kiefer Sutherland, en la que trabaja dando vida a la brillante agente de la CIA Kate Morgan y, según lo que hemos podido ver, convirtiéndose en una de las peores pesadillas de Jack Bauer.

c2e5a5c0-fe6c-11e3-b553-153b73bf1eec_leftovers-ann-dowd-split

13 de julio. Ann Dowd a las 22h. en Masters Of Sexy y a la misma hora en The Leftovers.

Ésta veterana actriz de 58 años que 2012 estuvo nominada por casi todas las asociaciones de críticos estadounidenses, gracias a su trabajo en Compilance, ofreció el pasado domingo dos caras bien distintas, gracias a su trabajo como madre de William Masters en Masters Of Sex y su intepretación de Patti Levin, una de las mujeres de blanco de The Leftovers. Y parece que el doblete se repetirá durante los próximos dos meses, ya que ambas series son dos de las grandes apuestas veraniegas de sus respectivas cadenas, Showtime y HBO. No me resisto a comentar que desde el final de la primera temporada de Masters Of Sex, y éste reciente doblete televisivo, a la actriz de Massachusetts pudimos verla en True Detective como Betty Childress. Sí, la pobre mujer del último capítulo, que vive en ese infierno oscuro junto al enfremo de su hermano. Esa. Vaya racha.

Aportaciones: Me dice Lorenzo Mejino @lmejino que mi querido Michiel Huisman hace doblete gracias a dos de sus nuevos trabajos, Daario Naharis en Game Of Thrones y Cal Morrison en Orphan Black. Eso sí, el intérprete holandés lo hace a lo grande y se reparte entre el sábado y el domingo, para hacer mucho más agradable el fin de semana de sus muchas fans. Por su parte Julio Lorente, @Sopranismo_ilus señala mi también querida Elisabeth Moss ya hizo doblete (y durante dos fines de semana seguidos) el año pasado, cuando el comienzo de la sexta temporada de Mad Men y el final de la miniserie Top Of The Lake, se encontraron en el mes de abril.

 

TGWS05

Bandas Sonoras: The Good Wife 2 (S05)


No sé si soy yo, que tengo el oído más abierto, o son los King y compañía, que han descubierto lo enriquecedora que resulta una buena sintonía en una buena escena, pero el caso es que a la vista de los cuatro primeros episodios de la quinta temporada, es evidente que la música va a jugar un papel muy importante en la última entrega de The Good Wife. Y por eso quiero dejar aquí esta lista de Spotify que se irá actualizando cada semana conforme avancen los capítulos. Para los fanáticos de la serie, decir que esta no es la primera recopilación de temas de la serie protagonizada por Julianna Margulies que hago, aquí podéis encontrar una selección de canciones de la segunda y la tercera temporada.

Screen-4594884

S05E01: Everything is Ending

El capítulo finaliza con el idóneo y acompasado tema de la banda canadiense Groenland, titulado Daydreaming, que suena mientras la última ocurrencia de Will tiene éxito y el condenado es capaz de escapar, una vez más, a su destino. Antes habremos escuchado Get It Daddy de Sleeper Agent, cuando Zach habla con sus amigos del cambio físico de la hasta ahora patito feo, Grace Florrick, aunque no me ha sido posible ponerlo en la lista. Además, según los guionistas de la serie, también suena Code Name: Vivaldi, de The Piano Guys. Y para terminar, una propina. El sneak peek que algunos habréis encontrado al final del episodio, con todo lo que podremos ver a lo largo de la temporada lleva la música de Lykke Li, más concretamente la canción Get Some.

S05E02: The Bit Bucket

Esta bofetada en la cara del gobierno norteamericano en forma de capítulo, comienza con unas escuchas a las que pone música el cantante argelino Rachid Taha. La canción Ya Rayah, incluída en su disco publicado en 1998, Diwan, podemos escucharla al comienza y en diversas ocasiones a lo largo del episodio, cuando los dos “escuchantes” hablan con sus jefes del contenido de las conversaciones. Cuando la madre de Alicia se encuentra en lo que parece ser un restaurante mejicano, ahogando sus penas por su último fracaso sentimental, de fondo escuchamos Solamente tú, aunque no de Pablo Alborán sino de  la orquesta salsera de la República Dominicana Nueva Melaza y Cielito Lindo, sin cantante reconocido. Para terminar, y aunque no he sido capaz de situarlas dentro de la ficción, los responsables nos cuentan en su twitter que también suenan Better Off With The Blues, del compositor y actor griego Paul Koudoris, y Partita Nº 1 en B menor de Bach interpretada por Bretislav Novotny.

S05E03: A Precious Commodity

Más allá de los siempre presentes temas instrumentales, de los que se encarga el compositor británico David Buckley, en este episodio encontramos dos canciones, aunque sólo una de ellas está en la lista de Spotify. Se trata de Love Riot de Tilly and the Wall, un grupo indie de Nebraska, presente en su último disco Heavy Mood. El otro tema, que suena mientras Alicia conversa con la joven que no quiere abortar, es Since I Fell You de Kristin Errett, que os dejo por aquí en un enlace de SoundCloud.

S05E04: Outside The Bubble

El trepidante comienzo del cuarto episodio está acompañado por el tema Satan del grupo Beast, una formación que ya sonó en los últimos episodios de la segunda temporada con el mismo disco, Beast. Mientras Diane y su prometido almuerzan y se encuentran con los amigos de la primera se escucha la canción Carolina Morning de Micky and the Motocars. Y aunque tampoco están presentes en la lista encontramos Union Strong, de Tom Polce, versionado específicamente para la serie y It’s Been Going ‘Round de Jesse Harris, presente en su disco Sub Rosa, aquí en Youtube.

S05E05: Hitting the fan

El único momento musical del episodio en el que no se cuenta con la música propia de la banda sonora de la serie, creada por el antes mencionado David Buckley, es cuando el matrimonio Florrick se deja llevar por la emoción del momento, después de que Alicia haya puesto rumbo a una nueva vida y se meten en el cuarto a celebrarlo. “Tenemos diez minutos. Si no va a empezar a tomar malas decisiones ahí fuera” es lo que le dice Alicia a Peter después de que haya subido el volumen de su equipo de sonido, en el que suena Black Sheep de la cantante neozelandesa Gin Wigmore. La canción que suena durante el sneak peek del resto de la temporada es la que abrió el episodio anterior, Satan de Beast.

S05E06: The Next Doy

El tema estrella del episodio, que lo abre, lo cierra, y aparece en algún momento más en el desarrollo de la trama es la canción Captain Sunshine (sí, como el superhéroe)presente en el disco de Lucy Schwartz, Timekeeper, publicado este mismo año. La joven californiana, nacida en 1989, es habitual en las bandas sonoras de películas y series, y la hemos podido escuchar en el repertorio de producciones como Anatomía de Grey o Army Wives, además de ser la responsable del tema de apertura de la primera temporada de Parenthood.

S05E08: The Next Month

El momento musical de éste capítulo llega al final, cuando Alicia comienza a desembalar los muebles de sus nuevas oficinas y se toma un descanso para soñar con su futuro mientras espera a que llega su esposo, Peter Florrick. Es ella misma la encargada de la selección musical, gracias a los altavoces wifi que ya habíamos visto en algún episodio previamente. En esta ocasión el tema elegido es, a modo de mantra quizá, All I Have To Do Is Dream,  un tema que hizo popular el dúo country The Everly Brothers en 1958. En esta ocasión, la versión que escucha Alicia en el destarladado almacén que sueña con convertirse en oficinas, corresponde a la joven compositora neoyorquina Lauren O’Connell.

S05E09: Whack-a-Mole

Más allá de los habituales acompañamientos clásicos, al final del episodio, cuando Will y Diane negocian con Alicia y Cary la compensación que recibirá Zayeed por parte de Scabbit, podemos escuchar una versión moderna de la Partita Nº1 en B menor, BMW 1002: III. Corrente de Johan Sebastian Bach. Sin embargo, y a pesar de ser habitual que la pieza se interprete con violín o guitarra, en esta ocasión Chris Thile lo hace con una mandolina, un instrumento del que es un virtuoso.

S05E10: The Decision Tree

Como en todo capítulo navideño, la ambientación musical va acorde con las fechas y a lo largo del capítulo podemos escuchar varios fragmentos de los siempre pegadizos villancicos. Al comienzo del capítulo un coro entona el Angels We Have Heard on High de The Roches, que no está disponible en Spotify pero sí en iTunes. Cerca del minuto ocho, cuando Jackie coge el teléfono, escuchamos el tradicional Joy To The World, interpretado en esta ocasión por Don Moen. Para terminar, en la persecución entre Kalinda y Damian escuchamos la versión del grupo de Los Ángeles Bad Religion de Hark! The Herald Angels Sing.

S05E11: Goliath and David

Curiosamente, y aunque la base del episodio es una canción, Thicky Trick, ninguna de las versiones está presente en Spotify, aunque sí podemos encontrar en Youtube un simpático vídeo de los componentes del reparto de la serie, moviéndose con más o menos gracia, al ritmo de este tema.

S05E12: We, the Juries.

Y si en el anterior capítulo el centro de todo era una canción y tres grupos musicales de ficción, en este los creadores de la serie se decidieron por toda una estrella del mundo de la música y escogieron tres de las canciones de su nuevo disco para ambientar el episodio, Bruce Springsteen y su último trabajo High Hopes. Precisamente el primer tema que escuchamos, y del que también oiremos fragmentos a lo largo de la trama, es la canción que da título al disco y que ha sido lanzado como primer single. Posteriormente, cuando Kalinda y Cary están en el bar suena el tema The Ghost of Tom Jad, y para terminar el episodio la elegida es Hunter of Invisible Game.

S05E13: Parallel Construction, Bitches.

Justo en ese momento en el que paras el episodio, pra tener la oportunidad de ver si te has equivocado de serie, o de día, o justamente te preguntas si quizá el torrent era el equivocado, escuchamos como fondo musical el tema de Gill Scott-Heron, Me and the Devil. Afortunadamente no tardamos mucho en darnos cuenta que lo que vemos en pantalla es una burla de los creadores de la serie hacia muchas de las producciones de las cadenas de cable, con Alicia y Grace como atentas, y horrorizadas, espectadoras de un espectáculo en el que un policia resentido trata de imponer su propia justicia.

S05E14: A Few Words.

La música con la que se ambienta los minutos de nerviosa espera de Alicia, cuando Cary le está echando un vistazo a su esforzado discurso, al comienzo del episodio, es una creación original de David Buckley titulada Fake Rental Company y creada expresamente para la serie. A pesar de que no es posible encontrarla para su uso comercial, ni en iTunes ni en Spotify, podremos escucharla en la página web del compositor, donde encontraremos el reproductor situado en la parte superior izquierda. El tema es el vigésimo primero.

S05E15. Dramatics, your honor.

En el momento previo al que se produzca ESO, cuando el personaje de Hunter Parrish está a punto de perder la cabeza, podemos escuchar el tema de la banda de tejas The Black Angels titulado Mission District, presente en su disco de 2008 Directions To See a Ghost. Para los más fans, en la promo del capítulo siguiente, que me temo que aún será más impactante que éste último, suena la canción de Sarah Jackson-Holman Come By Fire.

S05E17. A Material World.

En la genial escena de Diane y Alicia compartiendo unos Martinis e intercambiando reflexiones sobre el funeral de Will suena Home de la cantante y compositora de Louisville Dawn Landes, presente en el disco publicado este año Bluebird. Con la sorprendente aparición de Jennifer, la que fuera tutora de Grace, oímos la versión vocal mix del tema In The Moment, de Dynamik Dave y David Lyn, y para finalizar, cuando Kalinda irrumpe en el piso de Cary y se besan hasta que la primera decide marcharse, podemos escuchar el tema Science Killer del grupo The Black Angels.

S05E19. Tying The Knot.

En el regreso del siempre temible Colin Sweeney podemos escuchar, nada más comenzar el episodio el tema Chains del dúo de música electrónica experimental de Chicago Gatekeeper. Durante el resto del episodio, cuando Alicia trata de recordar lo que vivió, y vio, en la casa de Sweeney, suena la canción Bulbform, creada por la banda canadiense de “synthpop” Trust.

S05E20. The Deep Web.

El rítmico palmeo que nos acompaña a lo largo de todo el episodio es responsabilidad de Anya Marina, una habitual en las bandas sonoras televivas que ya ha aperecido en series como How I Met Your Mother, Gossip Girl, Grey’s Anatomy y otras. En este caso el tema elegido para acompañar el día libre de Alicia es High On The Celling, presente en su segundo álbum Slow & Setady Seduction: Phase II.

S05E21: The One Percent.

Durante el comienzo del cpaítulo, cuando observamos el trajín del catering y la dedicada realización de una tarta, que luego acabaría en la cara del señor Pasley y en el vestido de Alicia, se escucha You’re Gonna Get What’s Coming To You, versionada para la ocasión por Nerf Herder. La canción, de finales de los setenta, se puede encontrar en el disco Double Fun, de su compositor oroginal, Robert Palmer.

25p30pc

Cabeceras que odio


Hace un par de años comenté en estas mismas páginas la importancia que tiene para una serie la calidad de su cabecera, y el hecho de que, sin ser vinculante, si puede añadir valor a la producción. Como comenté en ese post, la importancia de cuidar la presentación del producto, el papel de regalo que envuelve el presente, hace que cada vez más estudios estén dispuestos a destinar una parte de su presupuesto a la presentación que, semana tras semana, dará paso a la historia con la que quieren enganchar al espectador. Pero, desafortunadamente para los telespectadores, no todos lo intentan, y seguimos teniendo que luchar contra cabeceras que en muchas ocasiones dan ganas de olvidarse de lo que viene después. En las próximas líneas os dejaré mis cabeceras más odiadas, aunque es probable que la lista crezca gracias a los nuevos estrenos de la temporada 2013/2014, o a las series que aún me quedan por descubrir, y que son unas cuantas. Por supuesto, espero que en los comentarios compartáis las intros que menos os gustan o las que sacan lo peor de vosotros mismos.

- Boston Legal. ABC. 2004-2008

Mi ánimo por ampliar mis conocimientos seriéfilos sobre producciones en torno al manido mundo de los abogados, me llevó hace poco a descubrir una de las series más exitosas de David E. Kelley. Con lo maravilloso que era el minuto y medio que daba paso a L.A Law, con su saxofon y su percusión de los ochenta,  me horroriza aún más el indescriptible estilo musical que veinte años después encontramos en la cabecera de los abogados de Boston. Visualmente tampoco resulta excesivamente atractiva ante la desmesurada superposición de nombres y el absurdo intento de convertir cada personaje en una especie de dibujo.

Calificación: Un 2.

- Mr. Selfridge. ITV. 2012-…

A la cabecera de la serie protagonizada por Jeremy Piven también le pongo un par de pegas… El tempo del tema musical resulta excesivamente acelerado, y más cuando la serie no transmite esa sensación. La composición musical empeora además cuando, hacia la mitad de la introducción, se añaden los instrumentos de viento, que la hacen aún más estridente. Visualmente es aceptable, aunque sería mucho mejor si abandonasen la moda Shonda de “mirarlo todo a través de un cristal” y jugase un poco menos con la superposición de imágenes.

Calificación: Un 3.

- Entourage. HBO. 2004-2011

Jeremy Piven otra vez, sí. Y vuelve a ser la música la mayor de las pegas. Y es que el tema de Jane’s Addiction titulado Superhero me resulta molesto  y excesivamente ruidoso, algo bastante desafortunado si tenemos en cuenta la rica y variada banda sonora con la que cuenta la serie. Más allá de los gustos musicales de cada uno, y aunque visualmente es atractivo el intento de insertar los nombres de los protagonistas en las calles de Los Ángeles, creo que la nocturnidad de la secuencia le resta calidad e interés, y el espectador termina deseando que se bajen del coche de una vez y comience el episodio.

Calificación. Un 4.

- White Collar. USA Network. 2009-…

El caso de la serie protagonizada por Tim De Kay y Matt Bomer es aún más doloroso, porque por mucho que lo han intentado no han conseguido, a mi modo de ver, una intro verdaderamente atractiva. Al opening de los ocho primeros episodios de la serie, allá por 2009, le siguió, durante un sólo capítulo, una segunda versión con un tema mucho más ruidoso que el anterior. Posteriormente los creadores se decidieron por el que hemos podido ver en la mayoría de los episodios, el previo a éste párrafo, aunque como si no hubiesen tenido bastante, han continuado experimentando, dando lugar a cabeceras aún peores, como la que pudimos ver ocasionalmente en la tercera temporada… Sin necesidad de desnudar a Bomer, que en el fondo es lo que todas querríamos ver, es posible hacer presentaciones mucho mejores, y más si tenemos en cuenta la importancia que los planos de Nueva York tienen en la serie. Y por eso mismo se podría cambiar la sintonía, que en el fondo lo único que hace es remarcar la aparición de las imágenes…

Calificación: Un 4 si la definitiva fuese la única, como no lo es, un 3.

- The Good Wife. CBS. 2009 y Scandal. ABC. 2012

Con lo bonito que serían treinta o cuarenta segundos con imágenes de los personajes principales de la serie, convenientemente acompañados por una melodía agradable, ni los King ni Shonda se estiran y se deciden por cabeceras brevérrimas. En el caso de la primera, y a pesar de que ha sufrido diversos cambios desde su estreno, apenas tenemos tiempo de ver el título de la serie y el rostro de su protagonista principal, mientras que en el segundo, se decantan por algo aún más breve, el manido efecto fotográfico, que simplemente deja ver imágenes de la serie a través de las letras que les dan título. Muy pobre todo, vaya forma de envolver a dos pedazo de señoras como la Florrick y la Pope.

Calificación: Un 0. Los capítulos tienen mucha más clase que una simple cortinilla.

73741_558378160862345_60307560_n

The Good Wife: Alicia y sus decisiones


Cada vez que alguien en mi timeline de Twitter, que es lo más cerca que algunos estamos de una reunión de seriéfilos, ensalza las bondades de The Good Wife no puedo evitar fruncir el ceño, y sentir una mezcla de envidia y desacuerdo. Tiene que ser algo así como terminar con tu pareja de mutuo acuerdo, y unos meses después ver que hay alguien que valora y quiere todo aquello que antes tú deseabas, pero que hace tiempo que no ves. Porque yo hace tiempo que no siento que la serie creada por el matrimonio King sea una serie perfecta y maravillosa que nos deleita con grandes momentos televisivos en cada episodio, o que la producción de CBS es el mejor drama de la televisión en la actualidad. Bueno, eso creo que no llegué a pensarlo nunca. Terminada la cuarta temporada y con su regreso asegurado dentro de unos seis meses, reconozco que la última entrega ha tenido buenos momentos, con tramas y casos interesantes pero que, para mí, ya no funcionan como antes y la serie se resiente ante el inmovilismo y la repetición de los engaños.

the_good_wife_season_4_finale

Cuando llegó Alicia era una mujer que trataba de sobreponerse a la vergüenza a la que su adúltero marido le había condenado, dispuesta a sacar adelante a su familia con mucho esfuerzo, pero siendo una buena y fiel esposa que ante el posible escándalo que supondría el abandono, decide quedarse al junto al hombre con el que se casó. Sé que el título advierte de la paciencia y la capacidad de sacrificio de la buena mujer, pero resulta agotador sentirse, a cada poco, que no siempre quiere ser esa buena esposa, y con los episodios termina siendo una suerte de perro del hortelano con el que los guionistas juegan a su antojo. Conozco un seriéfilo que cree que The Good Wife sería una mejor serie si la trama de Alicia Florrick desapareciese. Yo no quiero ser tan radical, porque me gusta la Margulies desde que la conocí en ER, con su permanente y sus traumas, pero aunque durante esta temporada hemos podido ver cambios en su vida, no creo que éstos hayan sido en aquellos temas que verdaderamente nos preocupaban a los espectadores. O más claramente, llevamos demasiadas temporadas con Will y Alicia mareando una perdiz que está cansada de conversaciones aplazadas, sentimientos aparcados y ascensores que se dejan marchar.

El cambio laboral de Alicia le ha servido para ver el nivel de escrúpulos que se gasta en una reunión de socios, y quizá la forma en la que se sofoca el incendio de los ayudantes del bufete es lo que le sirve a la sacrificada abogada para tomar la decisión que toma en el capítulo siguiente. Si unimos esto al resultado electoral, la próxima temporada se presenta cargada de novedades y a primera vista los vientos soplan en contra de los intereses de la pareja de abogados, pero no dudaría en apostar por que volveremos a ver conversaciones a escondidas y momentos incómodos. Desconozco si Alicia es consciente de que su decisión no es la única que afectaría a Lockhart & Gardner, y si el ascenso de Diane trastocará sus planes. Y tampoco sé cuánto tiempo dedicarán los guionistas a esos tres meses que dice Cary tener por delante antes de emprender el vuelo, una duda que a mi modo de ver puede determinar el interés del inicio de la quinta temporada, al que obviamente también contribuirá la charla que Will y Alicia posponen en el último episodio, y con la que juegan, con gran acierto, los guionistas a la hora de cerrar ese capítulo.

Por lo demás hemos disfrutado de algunos casos de actualidad, como el del dopaje, los embargos por parte de bancos, o el poder de las redes sociales, e interesantes, como aquel que se celebró en  dos condados diferentes, o la vista preliminar para determinar las causas de la muerte. Una temporada más hemos podido ver grandes actores invitados como Christina Ricci, Stockard Channing o Amanda Peet y han regresado muchos de esos intérpretes que hacen de esta serie algo tan particular, como Michael J. Fox, Martha Plimpton o Carrie Preston. Sin embargo, en mi opinión, secundarios como Kalinda o Eli Gold han tenido un peso menor al de entregas anteriores, o se han visto perjudicados por tramas con menor posibilidad de lucimiento que en temporadas previas. Un mal que creo que también padece la trama central de la serie, que depende en exceso de la brillantez de los actores invitados para llegar a resaltar y sostener la total complejidad de una producción que ahora debe afrontar el peso de una quinta entrega y las decisiones que eso conlleva.