Jeremy Piven

30rock_r

Cuatro comedias para un verano


Por muy largos y extensos que nos parezcan los dos meses que nos esperan por delante, quizá con vacaciones, quizá (otra vez) sin ellas, siempre quedan series de televisión con las que disfrutar de esta época tan televisivamente confusa. Y digo confusa porque aunque por un lado tengamos grandes regresos, como los de Ray Donovan, Masters Of Sex o The Bridge, por ejemplo, también nos encontramos con subproductos sacados de una escuela no profesional de guionistas con trastornos de personalidad… Pero dejemos eso para más adelante. En cualquier caso, si la tele no nos da lo que queremos, o lo que necesitamos, siempre podemos revisar la lista de producciones pendientes y encontrar series que no hemos visto y que, en muchos casos, son ideales para este tiempo de calor y descanso en el que lo que mejor entra es una buena comedia: de calidad, que nos divierta y nos respete como espectadores, que nos haga disfrutar y que nos permita regresar al trabajo en septiembre con una (o varias) nuevas series de las que hablar bajo el brazo. Y aquí os dejo mis recomendaciones.

entourage.jpg

El Séquito (Entourage). 2004-2011. 96 capítulos.

- Dosis necesaria. 1,5 capítulos al día, 10,6 a la semana. Las temporadas están distribuidas desigualmente, pero lo recomendable para llegar al uno de septiembre con la misión cumplida es terminar una por semana, dos en el caso de la Tercera que dura 20 episodios.

- Motivo para la elección. Hay pocas cosas más veraniegas que las playas de California, espléndidas y soleadas prácticamente en cualquier época del año. Si a eso le sumamos el espíritu juerguista y desvergonzado de sus protagonistas, su inevitable presencia en una fiesta cada dos o tres episodios, y sus ganas de conquistar a cualquier inocente mujer al precio que sea, esta producción será lo más cerca que estemos del verano ibicenco con el que siempre hemos soñado y que la economía nunca nos ha permitido.

- Ya, y ¿además? Además Entourage merece un visionado por personajes inolvidables de la televisión como el inigualable Ari Gold que interpreta Jeremy Piven, porque si nos gusta el mundo del cine disfrutaremos como enanos conociendo los entresijos del siempre cruel Hollywood y porque además la media de cameos interesantes es de las más altas de las series en los últimos tiempos.

- ¿Quién sale? Además del ya mencionado Jeremy Piven, ahora Mr.Selfridge en TVE1, nos encontramos con Kevin Connolly, Kevin Dillon, Adrian Grenier y Jerry Ferrara.

- Y si no lo ves claro…. En la actualidad se graba una película sobre la serie que se estrenará en junio de 2015.

30-Rock-Large

Rockefeller Center (30 Rock). 2006-2013. 139 capítulos.

- Dosis necesaria. 2,24 capítulos al día, 15,4 a la semana. Julio y agosto tienen nueve semanas, 30 Rock siete temporadas, de las cuales cinco tienen más de veinte episodios. Si no nos vemos con fuerzas para ver temporada por semana el final del verano probablemente nos sirva para hacernos con los capítulos finales.

- Motivo para la elección. El trabajo que no tendremos, el Nueva York en el que no viviremos, y la felicidad que da escoger una producción que sólo por sus capítulos “en directo” debería ser asignatura obligatoria para todos aquellos que quieran disfrutar más, o saber más, de la pequeña pantalla.

- ¿Quién sale? Con Tina Fey y Alec Baldwin a la cabeza, la serie de la NBC cuenta con un extenso elenco de secundarios que van desde el abnegado y trabajador paje Kenneth Parcell (Jack McBrayer), hasta las insufribles estrellas Tracy Jordan y Jenna Maroney (Tracy Morgan y Jane Krakowski) pasando por guionistas surrealistas, un paciente séquito y muchos más….

- Y si no lo ves claro…. Es muy probable que te estés perdiendo la serie metatelevisiva por excelencia de la historia de la televisión.

mindy_project

The Mindy Project. 2012- ___. 46 capítulos.

- Dosis necesaria. Si queremos que la búsqueda de la pareja perfecta por parte de esta joven ginecóloga de origen hindú se extienda en el tiempo lo máximo posible deberemos ver, como mucho, cinco episodios a la semana. Para rellenar fechas, los fines de semana podremos completar con las recomendaciones finales.

- Motivo para la elección. ¿Hay algo más relajado, más inocente y menos dañino para nuestro cerebro perjudicado por el calor que una comedia romántica centrada en una mujer adicta a las comedias románticas? Tanto si pasamos el verano solteros o “arrejuntados” siempre puede ser interesante descubrir cómo una treintañera con la vida profesional resuelta trata de buscar al dueño de su corazón.

- ¿Quién sale? La actriz Mindy Kalling da vida a la portagonista de esta historia Mindy Lahiri, creada por ella misma e inspirada por la vida de su propia madre. A su alrededor Chris Messina en un papel que a mí me ha servido para reconciliarme con él, después de profesarle un odio profundo por The Newsroom, el inglés Ed Weeks o el particular Ike Barinhoitz en el papel de desequilibrado tan necesario en este tipo de producciones. Por si fuese poco, como episódicos Chloe Sevigny, Glenn Howerton(It’s Always Sunny in Philadelphia), Timothy Olyphant (Justified) con coleta y Ben Feldman (Mad Men) entre otros.

- Y si no lo ves claro… Considero que la mala baba de Danny Castellano (Messina) y el idealismo de Mindy son imprescindibles y merecedores de nuestra atención. Aunque sea en verano, con la mitad de nuestro cerebro en modo reposo.

Uncle

Uncle. 2014-___. 6 capítulos.

- Dosis necesaria. Una única dosis de seis episodios, en una tarde de domingo tonta o una noche en la que los planes se han venido abajo. Como mucho, dos dosis de tres episodios en un par de siestas frustradas, aunque una vez has empezado es imposible detenerse.

- Motivos para la elección. No resulta muy difícil identificarse con el tío Andy, no ya en las secuencias iniciales, buscando coraje para terminar con todo, sino con esos momentos familiares con los que uno se encuentra sin querer y de los que siempre se obtiene algo, para bien o para mal. Sus momentos musicales, la interminable capacidad del personaje principal para ser un cafre…

- ¿Quién sale? A pesar de que sería más útil quedarnos con un “y qué más da quién sale” señalaré que el protagonista principal es el comediante y músico británico Nick Helm, junto a él nos encontraremos al joven Elliot Speller-Gillott en una de sus primeras experiencias televisivas.

- Y si no lo vez claro…. Risas, música y hombres maduros buscando el sentido de la vida. Y todo ello con sello british. Tan corta que la verás sin querer, y cuando termine no tendrás otra misión más que recomendarla. Seguro.

 

Y si éstas no os sirven, os convencen, o ya las habéis disfrutado, aquí quedan otras recomendaciones de las que ya hemos hablado en este blog…

Raising Hope, cancelada recientemente, formada por 88 episodios y centrada en una familia de la que no querrás despedirte nunca. O Party Down, más corta (20 episodios) y también más sinverguënza. Y por supuesto, éste es el mejor momento para ponerse al día con Parks & Recreation, ahora que el final parece estar cerca… Vamos, que si el verano no es televisivamente divertido es porque uno no quiere…

 

jeremy-piven-670x350_002

Querido Jeremy Piven:


No te voy a engañar y seré sincera desde el principio… Los que estábamos esperando tu regreso a la televisión soñábamos con que siguieses siendo Ari Gold, ese personaje tan mítico como odioso que te valió el reconomiento de tus compañeros de profesión, los críticos y la academia… Porque a pesar de que no era la persona más respetuosa, ni cariñosa, ni sincera del mundo, sus gestos, su temperamento al volante, o al frente de su empresa, su mejorable matrimonio y sus inmejorables respuestas para todos, le hicieron uno de los personajes más carismáticos y singulares de los últimos años. Y lo que todos esperábamos era un spin off, que nos garantizase la dosis anual necesaria de sinceridad, mala baba y cinismo. Aunque según las últimas noticias, podremos redimirnos levemente con la película de Entourage que ya ha comenzado a preparar Warner Bros. y en la que ya has confirmado tu presencia. Hasta entonces nos conformaremos con Mr.Selfridge que sin ser poco, ya que eres el protagonista de esta historia tan interesante y curiosa, no es suficiente para todos aquellos que hace demasiado que te encumbramos como nuestro personaje odioso favorito. Qué se le va a hacer.

AriGold1-520x324

Hace unos meses te decidiste a cruzar el charco y embarcarte en la nueva aventura de la ITV, una producción que narra la llegada a Londres de los almacenes Selfridge, de la mano de su fundador, Harry Gordon Selfridge. Este buen hombre, tan idealista como autocomplaciente llegó a Inglaterra con ganas de enseñarles a los “excolonizadores” como se hacen las cosas con elegancia y distinción, poniendo a su disposición unos grandes almacenes en los que se podía encontrar el mejor género llegado de todas las partes del mundo. En los primeros episodios ya hemos podido disfrutar del temperamento y el peculiar carácter de un hombre que no está dispuesto a rendirse, aunque se encuentra con diversos impedimientos en su camino.  En aquella época las altas esferas de la sociedad no acostumbraban a ir de compras, pero Selfridge cuenta con una imaginación y tenacidad que le llevan a desafiar las costumbres de la época, ante el asombro de la competencia, entre la que ya se encontraban esos grandes almacenes llamados Harrod’s.

Llegaste a la profesión con poco más de veinte años, y tras diversos proyectos poco conocidos, pusiste voz a un personaje la serie de animación Rugrats, aventuras en pañales. El comienzo de los noventa te sirvió para empezar a hacerte hueco en la industria, curiosamente con la película El Juego de Hollywood. En la televisión tus dos primeros trabajos no fueron menores, y si del 92 al 98 te diste a conocer en El Show de Larry Sanders, también te pudimos ver (digamos que despeluchado) en  Seinfeld.  Y  todo ello sin descuidar  la gran pantalla, participando en una de las películas más interesantes de la década, Heat. Ya en el nuevo siglo te pudimos ver en un capítulo de Will & Grace, y un año después pasaste de la romántica Serendipity a la bélica sorpresa de la temporada Black Hawk Down. Y los buenos tiempos llegaron en 2004, cuando el papel de Ari Gold llegó a tus manos y te sirvió para hacerte con tres premios Emmy consecutivos (2006, 2007 y 2008) y un Globo de Oro (2008).

Jeremy Piven as Harry Selfridge.

No se podía esperar menos teniendo en cuenta que llevabas la actuación en la sangre, puesto que eres hijo de la pareja de actores-directores formada por Byrne Piven y Joyce Hiller Piven, habituales de la escena teatral norteamericana y fundadores de la Piven Theatre Workshop  situado en Evanston, Illinois, muy cerca de Chicago. En esta localidad a las orillas del Lago Michigan llegó Jeremy en su adolescencia, y allí conoció al trío de hermanos Cusack, John, Joan y Ann, siendo por todos conocida la intensa amistad que siempre has mantenido con el primero, a pesar de que llegásteis a compartir piso. Así que con estos moldes, casi resultó inevitable que en 2008 te animases a saltar a las tablas de Broadway con la obra de David Mamet Speed-the-Plow, en la que también participó mi querida Elizabeth Moos. Pero tu aventura fue corta, ya que tu incondicional amor por el sushi, un romance que mantuviste estrictamente durante veinte años, te obligó a abandonar la obra, ante el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. Una peculiaridad más en la vida de un hombre que se considera judío-budista y en cuenta de Twitter se define como “aspirante a batería”.

Me despido sin saber aún si me gusta que vayáis a exprimir un poco más aún la naranja llamada Entourage, aún sabiendo que la impresión que cause la película, influirá en el recuerdo final que dejó la mágnifica producción que fue unos años antes de que terminase. Y esperando que Mr. Selfridge se ocupe de que los guiones alcancen el nivel de la recreación histórica, sin enredarse en giros romántico-dramáticos llenos de emociones en perjuicio de tramas más interesantes. Porque si no la época eduardiana pasará a la historia de las series de televisión como la “época culebroniana”. Y porque, aún sin saber muy bien por qué o por quién, Harry Selfridge te resta esa hombría que Ari Gold te había otorgado. Esa inolvidable hombría.