House

the-l-word

Fin de la cosecha 2004


Una vez que la FOX ha confirmado que el final de House se producirá en el  próximo mes de mayo, termina la lista de magníficas series que nacieron en 2004, un año que marcó la llamada “nueva edad de oro” de las series. Poco antes, y animadas por el éxito que la HBO estaba teniendo con Los Soprano, las cadenas de cable apostaron por la ficción e inspiraron al resto de canales, que se centraron en ofrecer un producto de calidad, sin importar el género al que perteneciese. De los más de cuarenta estrenos que llegaron a los televisores estadounidenses en 2004, seis han perdurado en el tiempo como referencia de series posteriores y todas ellas se encuentran entre las mejores producciones de las últimas décadas: The L World, Deadwood, Entourage, Lost, Mujeres DesesperadasHouse. 

El 18 de enero de 2004 Showtime estrenaba The L Word, una serie, que acercaba a la pequeña pantalla la realidad de las mujeres homosexuales. Con seis temporadas en su haber, la serie reafirmó el éxito de su hermana mayor,  Queer as Folk, e hizo visible una comunidad que hasta entonces había sido prácticamente ignorada. Un par de meses después la HBO continuaba deslumbrando con su producción propia, devolviendo al western a la pequeña pantalla gracias a la serie de David Milch, Deadwood. A pesar de ser la menos exitosa de todas, ya que sólo duró tres temporadas, sus personajes y sus tramas han perdurado a lo largo del tiempo y han sido, para muchos, un ejemplo a seguir más allá del género.

En julio llegaron los desvergonzados chicos de Entourage, otra de las apuestas del año de la HBO, que se afianzaba así en el género de la comedia dramática, en este caso masculina, tras el final de Sexo en Nueva York. Vince, Drama, Tortuga, Eric y el inigualable Ari Gold desnudaban el mundo que rodea a la cruel meca del cine con descaro y gracia. Ya en septiembre el accidente del 815 de Oceanic Airlines en la ABC daba comienzo a una serie que en sus seis temporadas cambió, de muchas formas y sin querer sonar fanática, la televisión. Lost  y J. J Abrams irrumpieron en el panorama catódico con uno de los pilotos más caros de la historia y mantuvieron unas buenas audiencias que poco a poco se reprodujeron a nivel mundial.

El 3 de octubre, la ABC seguía estrenando con éxito, en este caso con Mujeres Desesperadas. Las mujeres de Wisteria Lane creadas por Marc Cherry llegaban para satisfacer las ansias televisivas de un perfil muy concreto que en poco tiempo encontró su público y en 2005 se convirtió en la serie más vista en todo el mundo.  Un mes después la FOX ponía su granito de arena a la añada con  House. La serie de Hugh Laurie fue ganando popularidad gracias a su capacidad para hacer innovador un formato por todos conocidos con buenas dosis de mala leche y comedia negra, cierto interés deductivo y tramas interesantes.

Precisamente el éxito de las series de FOX y ABC sirvió para afianzar el resurgir creativo de las networks, que con la revalorizaron del producto televisivo comenzaron a tratar al público de forma diferente y reconocieron la importancia que Internet tenía en el consumo de televisión. Un público que además se encontró con una parrilla en la que la variedad venía acompañada de la calidad, sin importar si eras de los que amaban las historias de amas de casa, de médicos, de islas o de vaqueros. Una alineación planetaria que, por suerte o por desgracia, se da muchas menos veces de lo que las cadenas creen y los seriéfilos quisiéramos.

Tengo ganas de….


Tras un inesperado e indeseado parón estival, retomo el sano hábito de aburriros con mis fijaciones seriéfilas. Y dado que acaba de dar comienzo de la temporada 2011-2012 y alcanzará su punto álgido en las próximas semanas, hoy os dejaré por aquí mis impresiones sobre las series que más me apetece ver dentro de la gran avalancha de estrenos y regresos.

Estrenos:

- The Playboy Club. NBC. 19 de septiembre. La serie dirigida por Alan Taylor levantó expectación desde que fue aprobada allá por el mes de mayo. El cansino Parents Television Council y otras voces discordantes ya han puesto el grito en el cielo preguntando la cantidad de carne que se verá en la recreación de las vidas de las concejitas playboy en el primer club abierto, allá por 1963, en Chicago. Atractivo: Eddie Cibrian (Third Watch y Samantha Who entre otras) Amber Heard, sin experiencia en papeles principales, o Leah Renee como protagonistas y la curiosidad por la recreación de la época. Miedo: Que por culpa de la censura resulte cursi o vacía.

- Person of Interest. CBS. 22 de septiembre. Jim Caviezel se estrena en la televisión, Michael Emerson regresa tras el inquietante Ben de Lost y J.J Abrams y Jonathan Nolan se encargan de la producción del proyecto más ambicioso de la CBS para la próxima temporada. La serie narra las “aventuras” de un multimillonario (Emerson) que gracias a un novedoso software de vigilancia que permite saber qué personas están a punto de cometer un crimen, algo que tratará de impedir el ex agente de la CIA encarnado por Caviezel. Atractivo: Los actores y JJ Abrams. Miedo: Después de leer el argumento queda la molesta sensación de que podría ser uno de los fiascos de la temporada.

- Pan Am. ABC. 25 de septiembre. Y hablando de proyectos ambiciosos éste es el de la cadena de Manhattan que también se apunta a la moda retro y recupera la historia de la aerolínea americana desde los brillantes años sesenta. Christina Ricci es otra de las actrices de cine que se ha pasado a la televisión y se ocupará del papel principal. Estará acompañada de Margot Robbie, Kelli Garner , Michael Mosley (Justified) y el mítico Goran Visjnic (ER) entre otros. Atractivo: Thomas Chlamme (The West Wing) en la dirección y Jack Orman (ER) en el guión. Miedo: Que quizá nos aburramos de volver a los sesenta.

- Homeland. Showtime. 2 de octubre: Claire Danes repite en la tele después de la película de HBO Temple Grandin junto al polifacético Damian Lewis y Morena Baccarin sin ratones de por medio en este thriller de Showtime que se surmergirá en la guerra de Irak y sus consecuencias. Atractivo: La curiosidad de saber cómo se defenderá esa cadena en ese berenjenal. Miedo: creo que el mismo.

- American Horror Story. Fx. 5 de octubre. Con un reparto espectacular compuesto por  Connie Briton, Dylan McDermott y Zachary Quinto, Fx ha tirado la casa por la ventana con este thrileer psicológico y de terror de Ryan Murphy y Brad Falchuk. Su trabajado e inquietante entramado de promos, páginas y demás artilugios que contribuyen a elevar las expectativas del producto la sitúan como uno de los estrenos más esperados del otoño. Atractivo: el ambiente creado y el regreso de Frances Conroy y Connie Briton. Miedo: Que en el intento de resultar novedosa resulte excesivamente rara.

Regresos

- Downton Abbey.  ITV. 18 de septiembre. Una de las sorpesas británicas de la pasada temporada regresará esta misma semana y yo me muero de ganas de volver  las intrigas señoriales de la campiña inglesa, las puyas fraternales, el día a día del servicio y el brillo de Maggie Smith, además de la llegada de la Primera Guerra Muncial.  Atractivo: El más que brillante final de la primera temporada y la curiosidad de saber como introducirán la contienda mundial en la trama. Miedo: Que se enrede sobre si misma y haya que reconocer que es un culebrón.

- The Good Wife. CBS. 25 de septienbre. Alicia Florrick regresa, al parecer con flequillo, con la intención, esperemos, de mantener el nivel de la temporada anterior en la que casos, personajes secundarios y tramas se resolvieron con brillantez. Además hay que sumarle la incorporación de Lisa Edelstein (House).  Atractivo: Para todos, el morbo de saber qué pasó el día después, para mí además, recuperar interesantes conversaciones tuiteras con curiosos, y desenfrenados, comentarios de los capítulos. Miedo: Que por no ser idealista se convierta en previsible.

- Boardwalk Empire. HBO. 26 de septiembre. La única razón por la que deseo el regreso de la serie protagonizada por Steve Buscemi en el papel de Nucky Thompson es para ver si descubro aquello que aún no he encontrado y que hace que todo el mundo la alabe y me mire como un bicho raro cuando digo que no es para tanto. Atractivo: su brillante recreación y la prometida aparición de Dominic Chianese, Corrado Soprano. Miedo: Que no lo encuentre

- House. FOX. 4 de octubre. El sorprendente final de la séptima temporada, el adiós de la doctora Cuddy, la nueva “casa” de House y la participación de Wenworth Miller (Prison Break) y Jaleel White (Family Matters) son alugunos de los alicientes de esta nueva temporada de la que poco más se sabe. Atractivo: Que puede ser la última temporada. Miedo: Que no lo sea.

- Misfits. ITV. 11 de noviembre. La ausencia de su mayor atractivo, Robert Sheenan, en su papel del engreído Nathan resta atractivo a esta tercera temporada que podría fracasar precisamente por esa razón. Sin embargo la curiosidad por saber cómo continúan las vidas de los delicuentes/superhéroes la sitúa como uno de los regresos más esperados. Atractivo: el futuro de Simon y el acento de Kelly. Miedo: que eche demasiado de menos al personaje principal.

Si queréis comentar vuestros estrenos o regresos más esperados, ya sabéis que vuestras opiniones y comentarios son bienvenidos!!

Mujeres del Ala Oeste


Entre las muchas series que tengo pendientes se encontraba hasta hace unos días “The West Wing”, la creación más reconocida de mi querido Aaron Sorkin y a la que siempre había temido por su presumible patriotismo americano y su más que posible empacho político del que desde hace meses rehuyo como de la peste hasta en los avances informativos. “Gracias” a la falta de subtítulos en castellano de su ópera prima, “Sports Night” o al documental emitido hace unas semanas en Documentos TV, Mr. President, muy interesante por cierto, estoy decida a sumergirme en el universo Bartlet. Ya estoy enamorada de mi añorado Bradley Whitford, expectante ante el devenir del otrora rompecorazones Rob Lowe y sorprendida por la discreta pero importante presencia de dos actrices que años después, han conseguido tener nombre propio en el panorama audiovisual.

Lisa Edelstein, de prostituta a directora de hospital… La guapísima Doctora Cuddy, que hace unos años superó las barrera de los cuarenta, lucía más desaliñada y menos sexy de lo acostumbrado en los primeros minutos de la serie allá por 1999. Y si no podéis comprobarlo aquí, antes y después de beneficiarse a un Rob Lowe tan radiante como ignorante. Esta bostoniana que debutó, según el IMDB, con la película de Oliver Stone sobre el grupo de Jim Morrison, The Doors, ha participado en series tan reconocidas como L.A Law, Seinfeld, ER, Frasier, Felicity, Ally McBeal, The Practice, Without a Trace o la propia Sports Night, demostrándose así que a Sorkin le gusta repetir reparto hasta en los secundarios. No conforme con haber trabajado en muchas de las series más reconocidas de las últimas dos décadas, Edelstein también ha participado en King of the Hill y American Dad, dos de las mejores series de animación de Estados Unidos.

Poco amiga de hablar de su vida privada y sin demasiados prejuicios a la hora de fotografiarse ligerita de ropa, Lisa no se plantea futuros proyectos lejos del Princeton Plainsboro, aunque yo no creo que House sea un chicle que se deba estirar mucho más. Para los fans que se murieron de envidia cuando Pablo Motos la metió en su hormiguero, decir que esta mujer de apenas 1,60 de altura es vegetariana y amante de los perros, y según parece llevó una alocada vida social a su llegada a Nueva York, a mediados de los ochenta. Con lo formalita que parece con sus trajes de doctora y su maletín, quizá antes era más ella misma (minuto 1:16 del primer enlace).

Elisabeth Moss, de hija del presidente de los Estados Unidos a creativo publicitario en los 60. No quería ser cruel con Lisa Edelstein, por no serlo conmigo misma tampoco, pero el curriculum de esta californiana de 28 años es más que envidiable. En el mundillo del cine y la televisión desde hace veinte años, algo relativamente fácil si naces en Los Ángeles, Elisabeth Singlenton Moss ha participado en dos de las series más importantes de la última década: The West Wings y Mad Men. Y no en papeles cualquiera, uno como Zoey Bartlet, hija (1:43) del presidente Josiah Bartlet y otro como Peggy Olson en mi querida (y también añorada) serie de publicistas. Aunque el paso por diferentes series es mucho menor que el de la bostoniana, Elisabeth ha participado en Law & Order: Criminal Intent, Grey´s Anatomy, Ghost Whisperer, Medium o Did you hear about the Morgans?

En los últimos tiempos, esta simpatizante de la cienciología ha tenido tiempo de casarse, y de divorciarse, con la estrella del Saturday Night Live, Fred Armisen, y de participar en diferentes proyectos para  la gran pantalla: la incalificable Get him to the Greek, A Buddy Story y Darling Companion, aún no estrenadas, o la esperada On the road, basada en el libro homónimo de Jack Kerouac y que cuenta con un reparto estelar. A la espera, por tanto, de nuevos capítulos de los publicistas de Madison Avenue o de grandes estrenos, os dejo aquí lo que podríamos denominar “el cazador cazado”. Qué curioso es el destino…

Dos estrenos y una nueva temporada


La que algunos críticos de televisión calificaron como “la semana infernal” dio comienzo el pasado lunes y ya tengo elementos de juicio (no más que los acostumbrados) para escribir unas líneas sobre aquello que nos mantendrá entretenidos los próximos meses. Con días que llegaron a albergar tres estrenos y seis temporadas nuevas, como el martes 21 de septiembre, casi agradezco que “mis primeros intereses” se hayan concentrado en el comienzo de la semana. Ahí van una muy esperada con un grandísimo director al frente, el regreso del médico ¿adicto?¿gruñón?, bueno ese que ya sabéis y otra que, entre otras, cosas medirá cuán pesada es la losa lostiana….

Boardwalk Empire

La nueva serie que ha unido a Martin Scorsese y la HBO, algo así como la boda de los más guapos de la clase, narra la historia de la Atlantic City de los años 20 y algunos de sus habitantes, como por ejemplo el interesante  Enoch “Nucky” Thompson, político y gángster a tiempo completo. Lo de ahí arriba, es la intro, que con cierto toque “sixfeetunderiano” adelanta brillantemente que algo bueno se avecina: interpretaciones sobresalientes, en especial la de Steve Buscemi y Michael Pitt, y un guión digno del mejor cine de su temática, véase Goodfellas, que además se basa en personajes reales. Sin embargo, para mí, la serie no culminó su encantamiento por culpa de unos decorados que valen más de la tercera parte de los 18 millones que costó el episodio piloto pero que me recordaban a Eurodisney y no a los Estados Unidos de principio de siglo.

Veredicto: Esperaré al tercero. Porque lo he hecho con otras que me gustaron menos en el primero.

The Event

Para rellenar el hueco de las series de acción-misterio-entretenimiento que tantos años cubrió Lost y que FlashForward no pudo/supo rellenar, llega esta serie creada por Nick Wauters para la NBC con un reparto compuesto entre otros por Blair Underwood (Dirty Sexy Money), Jason Ritter (Parenthood) o Laura Innes, la doctora Weaver en ER (Urgencias). A través de flashbacks y a modo de presentación de los personajes, se intercalan las historias que van a dar a la primeras preguntas con la que se quedará el espectador, ¿qué es lo que no le ha contado? y ¿qué c*** ha pasado? Bien, los tipos de los foros de Lost dejarán de estar en paro. Por lo demás, y hasta próximas emisiones, todo queda en interesantes escenas de acción, una banda sonora y un ambiente por momentos familiar y personajes que pueden dar de sí, si es que a los guionistas no se les va la mano.

Veredicto: Me ha picado la curiosidad, aguantaré hasta el tercero pero por razones distintas a las anteriores. Que ya quedan apuntadas para otro post.

House

Hay muchas maneras de retomar una temporada y una de ellas es seguir en el punto exacto en el que lo dejaste. Cierto es que la gracia de la temporada estará en como avanza la relación entre la Doctora (cadadíaestoymejor) Cuddy y House, pero hubo momentos en los que el análisis de la situación me pareció excesivo… (Estaba viendo el “dos horas después” pero hablaban como “dos meses después”) Será mi juventud. Por lo demás escenas divertidas y graciosas, el Dr. Watson, digo Wilson, rondando en alguna de ellas, una despedida, una proposición indecente, un enfermo, una cura, el asomo del caos… La verdad es que me intriga más saber cómo acaba la temporada que cómo empieza. Porque este año también morirá otra gallina de huevos de oro. ¿Apuestas?

Veredicto: Probablemente los veré cuando surjan y haya tiempo. Si eso no sucede no creo que los eche de menos.

Para los que os piquéis, Boardwalk Empire se emite en Estados Unidos los lunes, The Event y House los martes.