Hermanos de Sangre

Tom-Hardy-band-of-brothers-screencap-00046

Historia de unos hombres valientes


Los parones en las emisiones de series en la televisión norteamericana son, en el fondo, una oportunidad sin igual de dedicar nuestro tiempo a series que, a buen seguro, todos tenemos pendientes. Entre las mías se encontraba, hasta hace unos días una miniserie de hace ¡¡12 años!! con muchas caras conocidas, notables interpretaciones y una producción envidiable que la convierten en una de las grandes del género. Band of Brothers es la nueva serie que ha pasado a mi lista de cosas que debería haber hecho hace tiempo, gracias a las virtudes descritas previamente y lo grato que resulta encontrarse con una historia interesante, llena de grandes momentos y un conjunto de personajes inolvidables.

PD45026601_BKA6EE_1928488b

Ese grupo está formado por los hombres de la Compañía Easy y uno de sus primeros jefes de sección, el teniente Winters, que en 1944 fueron enviados por el Ejército de los Estados Unidos a Europa para hacer frente a la amenaza nazi que se cernía sobre el continente y que encabezada Adolf Hitler. Jóvenes dispuestos a saltar sobre el enemigo por cuestiones económicas o sociales, voluntarios que parecen dispuestos a todo por una victoria que termine con los desafíos lanzados por regímenes totalitarios, Band of Brothers comienza horas antes de una de las jornadas clave de la II Guerra Mundial, el 6 de junio, el Día D. Muy pronto descubrimos que no todos son buenos en el lado bueno, que los galones no hacen la valentía, ni frenan la cordura, y que ante nosotros se encuentran unos hombres dispuestos a acabar con sus propias carreras si creen que no se aplican medidas justas con los suyos. Las personas ideales con las que irse a un lugar tan desagradable como es la guerra.

El prometedor comienzo no se detiene con el paso de los capítulos, y aunque éste conflicto lo hemos podido ver en multitud de ocasiones en la gran pantalla, la producción de Steven Spielberg y Tom Hanks no pierde interés en ningún momento. Tras la llegada de la Compañía Easy a tierras galas, la acción se traslada a Holanda, donde la población llevaba cuatro años sufriendo el régimen de Hitler, y regresa a Francia para defender con valentía Bastogne. A partir de ahí, el infierno en la nieve, una lucha sin tregua por causas en las que quizá el cansancio ya no les deja creer, y en la mente humana, en forma de inesperados campos de concentración que resultan increíbles a los ojos de unos hombres que ya creían haberlo visto todo. Un año después de su llegada a Europa se atisba el final de la contienda, se intenta sacar provecho de la aventura y se observa el futuro con miedo y con esperanza, lamentando algunos el tiempo perdido.

currahee_1237

En ese intenso viaje en el que la violencia no da respiro, las estaciones se suceden y el ruido de la muerte lo rompen las armas que lo provocan, los hombres se mantienen unidos sin rendirse y sin, porqué no decirlo, perder la cabeza. Con el Teniente Winters como guía, los soldados llevan a cabo su labor como se espera de ellos, sin cuestionar órdenes ni hacer preguntas. Al relato conjunto se une la historia personal de algunos de los miembros de la Compañía Easy, acercándonos así a las vivencias íntimas de unos hombres que en muy poco tiempo tuvieron que asumir que su misión era combatir al precio que fuese. La agotadora labor de aquellos que trabajan por la salud de los demás, el limbo en el que se sumen los que no aceptan la realidad que les rodea o el compromiso que asumen con sus compañeros, que va más allá de sus obligaciones, nos acercan a una historia en la que los hombres que la protagonizaron siempre tuvieron un momento para detenerse a ayudar un compañero.

Basada en el libro homónimo de Stephen Ambrose, la producción de la HBO es una delicia para los paladares televisivos más exigentes, algo lógico por otra parte a la vista de los ingredientes que la componen. Band of Brothers es una oportunidad como pocas de acercarse a la II Guerra Mundial desde una perspectiva más cercana y extensa que muchos de los largometrajes previos del género, descubriendo algunas de las operaciones más importantes de la contienda y otros hechos menores, aunque igual de importantes, para aquellos que los vivieron.  Y es también un merecido homenaje a aquellos hombres que se dejaron la piel en el campo de batalla, que daban vida y forma a las operaciones de altos mandos a los que les quedaba lejos el tiempo en el que empuñaron un arma, los hombres que hicieron posible que el mal no venciese, sin tener en cuenta lo que suponía para ellos ni pararse a pensar en cuál era el rédito de todo aquello.

Wallpaper-band-of-brothers-32444137-1280-720

El placer que supone encontrar un trabajo tan magnífico como éste es aún mayor si tenemos en cuenta la correcta discreción que caracteriza las series de estreno de los últimos tiempos. Si además nos paramos a pensar en la cantidad de caras conocidas, y de personajes “eternos”, que encontramos en ésta producción, la sensación no puede ser mejor. Para bien y para mal, respectivamente, a partir de ahora nunca podré ver de la misma forma a Damian Lewis y David Schwimmer. Michael Cudlitz, Neal McDonough, Scott Grimes o Ross McCall son otras de las caras conocidas que los habituales de la pequeña podemos reconocer en el reparto, donde también se encuentra uno de los intérpretes de moda, Michael Fassbender, que prácticamente debutó en la pantalla con este trabajo. Pero son sólo algunos de los nombres que encontramos en un elenco tan extenso como acertado, que contribuyó sin duda a engrandecer la calidad de la obra. Band of Brothers es, en definitiva y por si aún no había quedado claro, una serie imprescindible para los amantes de la televisión, el cine bélico y las grandes historias bien contadas.

4351691

Las series son para el verano


Que mejor momento para sumergirte en una historia interesante que ésta época del año en la que tienes más de quince días libres y mucho tiempo por delante. Entre la playa, la piscina, salir de fiesta e ir al campo siempre queda un hueco que cubrir con una buena producción que comentar a pie de piscina o a la vuelta de vacaciones… Aunque hay otros que simplemente necesitan llenar el tiempo libre que les deja las vacaciones de sus amigos, que no las suyas, el quedarse de Rodríguez, o  porqué no, el parón futbolístico estival. El caso es que cada vez somos más los amantes de las series, y tras una temporada con grandes momentos, queremos seguir disfrutando de buenas producciones en verano. Yo ya tengo mis planes, que por supuesto son irrealizables, pero en los últimos días he visto a más de uno pidiendo consejo para pedir la ausencia dejada por Juego de Tronos o Homeland, recientemente terminadas en Canal +, entre otras. Y aunque no va a poder ser, ya os lo digo, hay cositas muy necesarias y recomendables con las que disfrutar las calurosas sobremesas de verano.

- El Séquito (Entourage): Me la recomendaron el verano pasado y acertaron, porque esta comedia de HBO además de verse casi sin querer, es una buena comedia que nos descubre las grandezas y miserias de Hollywood. Vincent Chase es un joven actor neoyorquino, que llega a Los Ángeles con la intención de triunfar en el mundo del cine, en la compañía de sus amigos Eric y Turtle y su hermano Johnny “Drama”. Por si cuatro hombres no son suficientes, el agente de Vincent es Ari Gold, del que sólo voy a decir que es uno los mejores personajes de la televisión. Noventa y seis episodios en los que acudiremos a muchas fiestas, comeremos mucha pizza, veremos chicas guapas y sufriremos otros peligros que entraña ser actor. Es muy recomendable para aquellos que sientan curiosidad por la trastienda del mundo del cine, las historias de grupos de amigos y las comedias ligeras e interesantes.

- Treme: Más seria resulta la última producción de David Simon, responsable de The Wire y que desde hace un par de años se ocupa de Treme. Esta serie, que en septiembre estrenará su tercera temporada, es un drama que relata la vida de los habitantes de Nueva Orleans tras el paso del Katrina. En sus dos primeras temporadas  ésta producción de la HBO nos traslada a la ciudad tres meses después del paso del huracán que dejó tras de sí casi dos mil víctimas, y nos invita a conocer diferentes puntos de vista de los afectados, así como su música, un personaje más de la serie.  Recomendable para aquellos que les gusten las historias humanas y personales, los amantes del jazz y los que quieran conocer un poco mejor la heterogeneidad cultural de una ciudad tan interesante.

- Hermanos de sangre: En un tono más épico e histórico se encuentra esta producción que a pesar de que cuenta ya con diez años en sus espaldas siempre resulta necesario conocer. Los chicos de la compañía Easy son soldados estadounidenses que se encuentran en Europa para participar en la II Guerra Mundial, una adaptación producida por Steven Spielberg y Tom Hanks basada en el libro homónimo de Stephen Ambrose. Muy recomendable para fans de películas como Salvar al soldado Ryan y para aquellos que disfrutan conociendo un poco más un hecho histórico como fue esa guerra, con una recreación que se encuentra entre las cinco producciones más caras de los últimos años.

- Friends: Ni treinta segundos hay que esperar para reírse con uno de los grupos de amigos más conocidos de la historia de la televisión. Se tratan de Mónica y Chandler, que junto a Phoebe, Joey, Rachel y Ross protagonizaban, y eran, Friends, una de las mejores comedias recientes de la televisión. Este grupo de amigos que tratan de madurar, crecer y convertirse en adultos en el frenético dia a día de Nueva York nos enseñan con humor y grandes momentos televisivos grandes verdades sobre la amistad, el amor y la vida. Es una serie que nos resulta conocida para casi todos,  pero que quizá resulta necesaria para nuestros hijos, sobrinos, hijos de amigos y demás familia no,que encontrarán en sus diez temporadas una historia muy interesante a la que resulta imposible no cogerle cariño.

- Justified, La Ley de Raylan: También hay series que se ocupan de géneros más tradicionales, como es el western moderno de Graham Yost que protagoniza Raylan Givens. Givens forma parte del cuerpo de los Marshal y tras trabajar en Miami es trasladado, para su desgracia,  a Harlan, su ciudad natal. Esta localidad situada en el estado de Kentucky, a la que le canta con el título Harlan County Line la estrella del country Dave Alvin, es un lugar que merece la pena visitar para conocer a los contrabandistas, traficantes y demás carne de cárcel. Es una producción recomendable para aquellos a los que les gustan los personajes de gatillo fácil, las ciudades “casi” sin ley y las series de policías poco comunes.

- Las Chicas Gilmore: Totalmente diferente es la historia de AMy Sherman- Palladino y que trata sobre la vida de Lorelai y Rory Gilmore, madre e hija, que viven en la ciudad ficticia de Stars Hollow. Durante los capítulos se tratan temas como la familia, amistad, los problemas de instituto o las  relaciones generacionales y sociales. Sus 153 episodios se caracterizan por sus rápidos diálogos y las continuas referencias culturales a la música, la literatura o el feminismo contemporáneo. Con Lauren Graham y Alexis Bredel al frente del elenco, Las Chicas Gilmore sobrevivió a la competencia de Friends y supo encontrar su fiel público y contar con el beneplácito de la crítica. Así que esta última recomendación es para todos aquellos que quieran disfrutar historias de madres solteras, de adolescentes inteligentes y familias, casi siempre bien avenidas.