David Duchovny

Querido Charlie Runkle (by Trapseia):


Eran buenos tiempos cuando Hollywood se abría a tu calva y dios nos odiaba a todos. El desenfreno ya habitaba California pero nada se había salido demasiado de los raíles. Fue esa pequeña loca cosita llamada amor la que se llevó todo por delante. Pudo con todo pero no contigo, Charlie Runkle.

Vale, tal vez pueda ser que alguna vez te pillaran con las manos ocupadas. Reconozcámoslo: A Eva al desnudo lo difícil era decirle que no.  Pero tú seguiste en lo tuyo, sobreviviste a Collini y hasta a un mono asesino. Nadaste entre mares de orgasmos, acompañaste alguna orgía fatal pero nunca te asustó la pendiente del descalabro.

Hank se lleva los focos pero sin ti ya no tendría luz. Eres el escolta del desastre, la bombilla de las malas ideas…pero sabe bien que eres lo único que siempre le queda. Le admiras tanto como nosotros y nosotros a ti tanto como él. Apostamos desde siempre por tus imparables pequeños y sabemos que completarás tu lista de 100 aunque sea sólo una la que te importe. Quisiste siempre mantenerte en esa fina línea entre el amor y el odio sin abandonar nunca la línea correcta. Ya sabes bien que lo que más quieres es lo que más daño te hace.

Sólo tu torpeza y tu depravación rivalizan en grandeza con tu lealtad. Por eso te queremos…porque siempre estuviste y porque siempre estarás. Se avecina una carretera complicada y estamos seguros de que no podría haber mejor copiloto.

Ya somos Infielmente tuyos, Evan Handler

Bandas Sonoras: Californication


Una vez más, la  selección musical correspondiente a este serie de Showtime refleja, con sinceridad, el espíritu de la historia que trata de ambientar. Rock, algo de punk y covers o canciones míticas de la historia de la música forman parte de la banda sonora de la desvergonzada Californication, que como sucede en la serie, sufre los desmanes de la necesaria corrección política en forma de asteriscos o cortes censores. Con California como punto de partida y el sexo, el triunfo y la madurez (o no) como premisas, los 60 y los 70 se presentan como un punto de partida musicalmente necesario para ambientar con  fidelidad la particular vida de Hank Moody.

Mi nombre de usuario es AloFer, (buscar así: “spotify:user: Alo Fdez Larrechi”) y la sexta lista de reproducción es ésta. Para aquellos que busquen el breve tema de la intro decirles que pueden encontrarlo aquí, aunque quizá les resulte familiar Monkey Man, de los primeros elegidos, los siempre marchosos Rolling Stones.

1.- You Can´t Always Get What You Want. The Rolling Stones. Primer tema del episodio piloto de Californication y uno de los himnos de su época.  Grabada por el grupo de Mick Jagger en 1968, contando con la intervención del London Bach Choir, está incluida en una lista de mejores canciones de la Historia según la propia RS. Versionada en multitud de ocasiones el tema también ha formado parte de la banda sonora de House (en más de una ocasión) y de Nip/Tuck.

2.- Rocket Man. My Morning Jacket. Compuesto y arreglado por Elton John a finales de los sesenta, fue versionada por el grupo de rock de Kentucky más de treinta años después. Incluida en su álbum recopilatorio de 2004, titulado Early Recordings, el tema se usa frecuentemente en la primera y la tercera temporada de la serie creada por Tom Kapinos.

3.- The Pretender. Foo Fighters. Primer single del álbum Echoes, Silence, Patience and Grace, sexto álbum de la banda de Estados Unidos que también forma parte de la banda sonora del videojuego Tony Hawk´s Proving Ground. Según el alma mater del grupo, Dave Grohl, el tema trata de reflejar la actual inestabilidad política. Probablemente, junto al sexto, uno de las canciones más actuales que podemos encontrar en la banda sonora de esta serie y que sirve para cerrar el noveno capítulo de la primera temporada.

4.- California Dreamin´. The Mamas & the Papas. John y Michelle Philips crearon esta canción en noviembre de 1965 y fue includa en el disco debut del grupo vocal neoyorquino del que también formaban parte Denny Doherty y Cass Elliot. Con el título If  You Can Believe your Eyes and Ears, también se encuentra en la lista de mejores álbumes de la Historia y llegó al número uno del Billboard americano en 1966.

5.- California. Tom Petty and the Heartbreakers. Un tema más con el alocado estado del oeste como inspiración. En esta ocasión de la mano del grupo de finales de los 70 encabezado por Thomas Earl Petty. Originariamente fue creada para la banda sonora de la película She´s the one, dirigida por Edward Burns, al igual que buena parte de las canciones que la formaban.

6.- Little Box. Black Mustang. Presente en el EP que da nombre a la banda de procedencia australiana, poco más os puedo decir más allá de que myspace es cada día menos útil y que ser australiano (aquí) es como no existir. Podéis encontrar en Spotify sus (pocos) temas más conocidos grabados en 2007 y entre los que se encuentra este que suena en la segunda temporada de la serie.

7.- Janie Jones. The Clash. Muy apropiado el tema de  este grupo londinense de punk más conocido de finales de los setenta, y que da nombre a su álbum debut. Bajo ese nombre de mujer se esconde la historia de Marion Mitchell, una conocida cantante de pop que en los 70 se vio envuelta en un escándalo de prostitución que le llevó a pasar unos añitos en la cárcel.

8.- Moonland. Nick Cave & The Bad Seeds. Siguiendo con el aire alternativo y rockero de la banda sonora llegan las malas semillas australianas. Con un tema incluido en su último disco de 2008 Dig, Lazarus, Dig!! , esta canción suena durante la segunda temporada de las aventuras de nuestro amigo Hank.

9.- Behind Blue Eyes. Pete Townshend. Este tema suena en la serie en boca de la guapísima rockera norteamericana Sheryl Crow. Sin embargo, os dejo aquí su versión original, cantada por Pete Townshed, quién la creó en los 70 para The Who, que la incluyeron en su álbum Who´s Next e hicieron de ella un tema mítico. Ha sido versionado, además de por la Crow, por Bryan Adams, Suzanne Vega o Limp Bizkit entre otros.

10.- Keep Me In Your Heart. Warren Zevon. Nominada a título póstumo como canción del año en los Grammy de 2004, donde se impuso Luther Vandross, el tema fue grabado meses antes de la muerte del compositor y es una despedida en toda regla. Su autor, para aquellos que andéis con la cultura musical tan escasa como yo, es comparado a maestros como Bob Dylan, Bruce Springsteen o Jackson Browne.

11.- It´s My Life. The Animals. A pesar de que comparte título con un conocidísimo tema de una banda de Nueva Jersey, el tema de los animales británicos fue compuesta por Roger Atkins y Carl D´Errico y grabado en 1965. Versionada en numerosas ocasiones, incluso por los propios Bon Jovi, en el año 2000 Eric Burdon, fundador del grupo, y Roseanne Barr interpretaron en el show de ésta, la canción.

12.- Bitch I Love You. Black Joe Lewis & The Honeybears. Romántico título el de este tema incluido en el primer EP de este grupo de blues que apenas tiene 4 años y que se nutre de las creaciones de mitos como Howlin´Wolf o James Brown. Formados en conciertos de poca monta por bares y certámenes musicales de Texas, consiguieron firmar con Lost Highway Records después de triunfar en un festival local. Para mí, la canción ideal para Jesse Pinkman.

13.- Second Life Replay. The Soundtrack of Our Lives. Incluido en el quinto disco de esta banda sueca formada a mediados de los 90 tras la disolución de Union Carbide Productions, el tema no parece el más representativo de este grupo de rock, que utiliza en las portadas de sus creaciones fotos más propias de anuncios de residencias de ancianos que de . ¿No?

14.- I Want You To Want Me. Damhnait Doyle. Originariamente escrito por Cheap Trick en 1977, el tema forma parte del último álbum de la cantante de pop canadiense de extraño nombre irlandés en el que se encuentran únicamente covers de temas muy conocidos. Presente en la tercera temporada de Californication, la canción ha sido versionada en multitud de ocasiones por “artistas” tan dispares como Gael García Bernal o Lindsay Lohan, aunque quizá esta versión sea de las más relajadas y sensuales.

15.- Mirror People. Monster Magnet, Adrian Young. Una de las canciones más ruidosas de la cuarta temporada viene firmada por una curiosa banda de Nueva Jersey que lleva más de veinte años en el negocio musical. Junto al batería de No Doubt grabaron este tema incluido en el disco tributo New Tales To Tell. Monster Magnet es una habitual de la banda sonora de Sons of Anarchy, donde ya han sonado por lo menos tres de sus temas.

* Gracias a @fernavarro17 por la orientación musical. A los que se les solicité ayuda seriéfila, espero que les haya gustado. :-P

Check my brain, California by Trapseia


¿Dónde lo habíamos dejado? Ah, sí, al borde del precipicio, como de costumbre.

Recapitulemos. Un año sin Californication, preguntándonos que sería de Hank. Empezaron a sonar los nuevos nombres para la cuarta temporada. Carla Gugino como plato apetecible para posibles dentelladas de Hank. Rob Lowe prometiendo convertirse en un sucedáneo de Brad Pitt. Nos ponían los dientes largos, muy largos. Say it bitch, necesitábamos droga dura, veníamos de estar jodiendo con Rick Springfield y Kathleen Turner.

Y cuando el Time para el Show se acercaba, le volvían a meter un gol a Showtime y se filtraban los dos primeros capítulos de Californication unos días antes del estreno oficial. Para nosotros no hubo tiempo de andar con lamentos o respetar moralidades: Sinde mora afilamos el colmillo..

Play. Alice in Chains a toda guitarra nos reclaman que comprobemos el estado de la cabeza de un chiflado genial, que ha pateado esas calles en permanente dirección a la caída. Charlie Rankle aparece en escena para acompañar el inicio del nuevo periplo. La cosa esta vez viene dura: abandonados respectivamente por sus amores, con un horizonte carcelario en lontananza y promesa de nuevos y estimables líos de faldas. Métanle al cóctel un poco de Brad Pitt y otro poco de novia de américa liberada. Será mejor que se unan al viaje para entenderlo.

La cámara busca a Moody (Hank in Chains) en su reencuentro con el desastre. Ni el coche del perenne faro roto le funciona. Parece que esta vez no va a resultar tan fácil como de costumbre. La botella no solucionará los problemas y la escritura tal vez se quede corta. El pequeño niño chico que se hizo grande y cerró la fábrica cuál Ronaldo empieza a ser consciente de que  no está sólo cuando renuncia al paracaídas. Su pequeña Becca, la magnífica Becca, la conflictiva Becca, la sabia Becca, la talentosa Becca (¿he dicho ya que amo a Becca Moody?) va a ser cada vez más central en esta historia. Es la trama que da sentido a todo: los gestos, la música, las drogas, lo que importa y lo que no. Y cada vez lo será más, más aún de la vulnerabilidad que siempre le pudo ser Karen. La hija que lo cambia todo. El 4×02 resulta por eso magistral y nos devuelve el sentido de por qué amamos tanto a este degenerado.

Me reafirmo.Ya está aquí de nuevo el tipo que vivía y sigue viviendo al borde del pitillo, al borde de ser sumergido por la ola. Pero por muy grande que sea el vaso siempre hay una gota que lo colma y Hankie…llega el turno de tu the real one a toda pastilla. Nos habían puesto los dientes largos y ahora, con dos nuevos capítulos sobre el mantel, esperar al 24 para ver el tercero suena a tortura.

Hank, la reverendísima majestad de la irreverencia, ha vuelto

…Y Hank Moody es su profeta (by Trapseia, firma invitada)


“Me encantan las mujeres. Tengo todos sus discos”
Mujeriego, despreocupado, canalla, provocador. Desnortado, infeliz, melancólico. You cant always get what you want. Eso sería un breve boceto de lo que es Hank Moody, personaje central de Californication, un personaje inabarcable. Un genio perdido en tierras de California, sin referente desde que fue abandonado por su mujer. Asistimos con él a un viaje entre excesos. Pero no hay contradicción entre su “yo hedonista” y su “yo familiar”. Cada capítulo te mete en su cabeza, preocupaciones, objetivos.
Presentador de Radio: ¿Qué es lo último que te preocupa?
Hank Moody:  Justo el hecho de que la gente parece ser cada vez más y más idiota. ¿Sabes? Tenemos toda esta asombrosa tecnologia a nuestro alcance…Internet se suponía que nos iba a hacer libres, iba a traer más democracia, pero se ha reducido a 24 horas de acceso libre a porno juvenil. La gente…ya no escribe, bloguea. En vez de tener una conversación, juntan letras, sin puntuación, sin gramática, LOL esto y XD lo otro. Me parece un grupito de gente estupida pseudo comunicándose con otro manojo de gente estúpida en un proto lenguaje que se parece más a lo que hablaban en las cavernas que al que solían hablar los hombres del Rey
Presentador de radio: Sí, pero eres parte del problema. En fin, tú estás por ahí también blogueando como el mejor
Hank Moody: De ahí mi autoaborrecimiento
Hank ya no puede escribir. Perdió a su mujer, Karen, al llegar a California. Y sin ella perdió el equilibrio. Todo el viaje de Californication es un inefable intento de recuperarla. Entre los dos hay una criatura, Becca. Una pequeña muy despierta que va descubriendo la música, el sexo, la complicada relación entre sus padres…Un mundo nuevo que no es necesariamente feliz.
Becca Moody: “Está muy bien, sí, es muy bonito hablar de finales felices, pero si una persona no se te puede entregar, si sigue permanentemente jodiéndola, bueno…finalmente adivino que tienes que decirle “Jódete” o palabras similares”
Luego está Karen, que duda: Una vida arreglada, sin vaivanes, un hombre serio y predecible. O Hank, el inestable, el vividor, padre de su hija, enamoramiento perenne. Una vida aburrida o una vida sin ningún seguro.
Bill Lewis: Tengo que hablar contigo
Hank: Bien, deberías haberme llamado. No te habría contestado, pero podrías haber dejado un mensaje, que habría eliminado rápidamente
Hay más. Bill tiene una hija, Mía. Más mayor que Becca, es una adolescente con experiencia. No diré mucho más para no estropear la sorpresa…pero su relación con Hank es compleja, digamos. Como diría Robe, para estar tan colgado hace faltar echarle huevos.
Mujeres, mujeres, mujeres. Irreverente hasta la médula, Hank a pesar de todo avanza. O retrocede, según se mire. Junto a él está su agente, Charlie Runkle, otro personaje delicioso. Los actores en general rozan la brillantez. El guión – fantástico – ayuda mucho. La selección músical es excelente y los guiños constantes. De Rolling Stones a Bob Dylan pasando por otros varios. Merece la pena también echarle una escucha a la banda sonora.
Becca: ¿Padre?
Hank Moody: ¿Hija?
Becca: ¿Por qué hay una mujer desnuda en tu habitación?
Hank Moody: Eh…tú…espera.
Becca: No tiene pelo en su vagina. ¿Crees que estará bien?
Hank Moody: Lo comprobaré
Tal vez el título pueda hacer pensar que todo gira en torno a los excesos de la california hollywoodiense. Sexo, drogas, vida liberada, hell yeah. Sí, pero muchísimo más. Es un viaje por los excesos, las ausencias, los agujeros, las musas, la adolescencia, la distancia, la vida. El mejor humor trágico.
Dios nos odia a todos pero nos ha dejado conocer a Hank.
Y sí, todos odiamos al gigante verde.