Connie Briton

nashville

Banda Sonora: Nashville


Antes de que regrese Smash para demostrarnos como no se debe hacer un musical, os quiero dejar por aquí algunas de las canciones que podemos escuchar en Nashville, uno de los estrenos más interesantes de la temporada 2012-2013. Para aquellos que se desaniman sólo con oír la palabra country, animarles a asomarse a esta producción de Callie Khouri en la que además de encontrar los temas que cantan los personajes durante la serie, se encuentran numerosas canciones del mismo género, el folk o el rock. Además cuenta con Connie Britton y Hayden Panettiere como protagonistas principales, y aunque en los primeros capítulos no comparten muchas escenas, conforme avanza la trama los espectadores podemos disfrutar de intensos duelos interpretativos que sin duda son uno de los alicientes de la serie.

Las canciones de Rayna, Scarlett, Deacon, Gunnar e incluso las de Juliette y Avery, han sido, inteligentemente, recopiladas en un disco que salió a la venta el pasado mes de diciembre, y que podemos encontrar en las tiendas americanas de iTunes y Amazon (y en otros lugares también, busquen). Pero aquellas que escuchan en un bar o en el coche, las que adornan escenas y acompañan la historia se han quedado fuera de este disco, y por ello las he querido recopilar en la siguiente lista de Spotify. Mi nombre de usuario es AloFer, (buscar así: “spotify:user: Alo Fdez Larrechi”) y la decimotercera lista de reproducción es ésta. Dada su extensión, dejo a la curiosidad de cada uno la búsqueda de más información sobre artistas y temas, si bien quiero destacar la presencia de Lindi Ortega, AgesandAges, Gary Clark Jr. The Cadillac Black, la televisiva Miranda Lambert o la mítica Tammy Wynette.

Nashville-530x310

Primer Episodio. Pilot.

- Even If It Breaks Your Heart. Eli Young Band.

- Sin for a Sin. Miranda Lambert.

- Stand By Your Man. Tammy Wynette

Segundo episodio. I Can’t Help It (If I’m Still in Love with You)

- Little Lie. Lindi Ortega.

- Hail Hail. Shovels & Rope

- If I Wanted Someone. Dawes.

- She’s Just A Girl I Used To Know. George Jones.

Tercer Episodio. Someday You’ll Call My Name.

- Got My Country On. Chris Cagle.

- Country Caravan. Biltzen Trapper.

Cuarto Episodio. We Live In Two Different Worlds.

- This Can’t Be The Last Time. Sugar & The Hi Lows

- Murder Of Crows. Lindi Ortega.

- Alright You Restless. AgesandAges.

Quinto Episodio. Move It on Over.

- Fairline. The Dirty Guv’nahs.

Sexto Episodio. You’re Gonna Change (Or I’m Gonna Leave)

- Gasoline and Matches. Buddy Miller & Julie Miller.

- Telephone. The Black Angels.

- You Ain’t Woman Enough To Take My Man. Loretta Lym.

- Don’t Owe You a Thang. Gary Clark Jr.

- Runner Ups. Kurt Vile.

Séptiomo Episodio. Lovesick Blues.

- Tennesse Mojo. The Cadillac Black

- I’m Rockin’. The Cadillac Black.

- Get Your Buzz On. The Cadillac Black.

- Midnight and Lonesome. Buddy Miller.

- Heart of Rythm. Ryan Bingham.

- 90 Miles an Hour. Brian Keane.

Octavo Episodio. Where He Leads Me.

Steal Black. Aunt Martha.

- Anything You Want Dear. Zeus.

Noveno Episodio. Be Careful of the Stones You Throw.

- Leading to Death. POLIÇA

- Returning To The Living Water. Buddy Miller.

Décimo Episodio. I’m Sorry for You, My Friend.

- I Made The Law. The Acorn.

- Would That Not Be Nice. Divine Fits.

- Catamaran. Allah-Las.

- Bright Lights. Gary Clark Jr.

- Takin’ Care Of Business. Batcham Turner Overdrive.

Undécimo Episodio. You Win Again.

- Workin’ Man Zombie. the 4onthefloor.

- Flowers of the Broken Hearted. Anderson East.

Bonus Track.

La canción que bordan Scarlett y Gunnar, Clare Bowen y Sam Palladio, If I Didn’t Know Better pertenece a The Civil Wars un dúo originaria de Nashville que el año pasado se hizo con el Grammy al Mejor Dúo y al Mejor Albúm de Folk gracias a su último trabajo Barton Hollow. En la actualidad la pareja ha decidido tomarse un descanso por las diferencias existentes entre ellos. Seguro que a los fans de la serie les suena todo esto.

American Horror Story, los miedos de la era moderna.


Todos tenemos un miedo. Y todos nos llevamos un susto de vez en cuando. Un peatón silencioso en una calle oscura, un mueble que se expande, una ilusión óptica que nos engaña y nos sobresalta, o nos hace encogernos en la cama. Todos hemos oído leyendas urbanas que mueren en el humor recurrente o hacen más llevadera una reunión de amigos. Y alguna vez nos hemos descubierto pronunciando absurdos nombres frente a un espejo u observando con curiosidad una ventana sombría tras la que parece esconderse alguien. Probablemente Ryan Murphy y Brad Falchuk también. Y de esos miedos, y de tardes de sádica creatividad nació American Horror Story. Y no es una historia de terror cualquiera.

La serie que estrenó FX en octubre, es una grata sorpresa dentro de un panorama de novedades en el que las esperadas triunfadoras no son tales, y las producciones  interesantes no alcanzan ni para un digno póker. Y es interesante por partida doble. Por un lado es una serie hecha con brillantez y elegancia, de guión impecable y fotografía preciosista. Por otro su argumento es un mérito en sí mismo. Por que todos los días podemos ver (mejores o peores) series de policías, de médicos o de gente peleada con la vida. Pero las oportunidades de ver trabajos que unen familias rotas, casas encantadas y personajes en busca de historias de miedo son escasas, y es de agradecer que la cadena se haya lanzado a realizar un producto que en principio podía no resultarle apetecible al público.

Pero los creadores y los creativos se cuidaron mucho de procurarse una audiencia hambrienta de productos novedosos, llamativos y cuidados. Para entonces muchos ya estábamos tentados por un reparto de envidia que ha cumplido con creces lo que de ellos esperábamos. No sé si empezar por la dulzura que aún con cara de susto, desprende Connie Briton, las ganas que tenía de volver a ver Frances Conroy o lo grato que resulta descubrir a Dylan McDermott más allá de los trajes de abogado. Por no hablar del indescriptible papel de Jessica Lange, (probablemente el personaje más desgraciado de la historia de la televisión) la inquietud que despierta Denis O´Hare o el descubrimiento de otra artista de la familia Farmiga, la sexta hermana de la también actriz Vera Farmiga, Taissa. Y me dejo a algunos que siempre estuvieron muertos, a los que no lo estaban y lo están y probablemente a los que no lo están y lo estarán.

American Horror Story puede presumir de ser una serie tan original como bien hecha que mientras trata de contar al espectador el triste porvenir de la familia Harmon pone cuerpo y alma a las miserias humanas, a la violencia incomprensible, la locura inexplicable o los horribles hechos que convierten a los seres humanos en monstruos. No me atrevo a aventurar que nos depararán las historias de “la casa de los asesinatos”, ni los secundarios con los que nos seguirán sorprendiendo. Tampoco tengo muy claro si la ansiada (y apetecible) segunda temporada será necesaria. Pero lo que es seguro es que la serie de Murphy y Falchuk es una de las obras más sorprendentes y atrayentes del panorama moderno televisivo.

Que no es poco.