Alicia Florrick

TGWS05

Bandas Sonoras: The Good Wife 2 (S05)


No sé si soy yo, que tengo el oído más abierto, o son los King y compañía, que han descubierto lo enriquecedora que resulta una buena sintonía en una buena escena, pero el caso es que a la vista de los cuatro primeros episodios de la quinta temporada, es evidente que la música va a jugar un papel muy importante en la última entrega de The Good Wife. Y por eso quiero dejar aquí esta lista de Spotify que se irá actualizando cada semana conforme avancen los capítulos. Para los fanáticos de la serie, decir que esta no es la primera recopilación de temas de la serie protagonizada por Julianna Margulies que hago, aquí podéis encontrar una selección de canciones de la segunda y la tercera temporada.

Screen-4594884

S05E01: Everything is Ending

El capítulo finaliza con el idóneo y acompasado tema de la banda canadiense Groenland, titulado Daydreaming, que suena mientras la última ocurrencia de Will tiene éxito y el condenado es capaz de escapar, una vez más, a su destino. Antes habremos escuchado Get It Daddy de Sleeper Agent, cuando Zach habla con sus amigos del cambio físico de la hasta ahora patito feo, Grace Florrick, aunque no me ha sido posible ponerlo en la lista. Además, según los guionistas de la serie, también suena Code Name: Vivaldi, de The Piano Guys. Y para terminar, una propina. El sneak peek que algunos habréis encontrado al final del episodio, con todo lo que podremos ver a lo largo de la temporada lleva la música de Lykke Li, más concretamente la canción Get Some.

S05E02: The Bit Bucket

Esta bofetada en la cara del gobierno norteamericano en forma de capítulo, comienza con unas escuchas a las que pone música el cantante argelino Rachid Taha. La canción Ya Rayah, incluída en su disco publicado en 1998, Diwan, podemos escucharla al comienza y en diversas ocasiones a lo largo del episodio, cuando los dos “escuchantes” hablan con sus jefes del contenido de las conversaciones. Cuando la madre de Alicia se encuentra en lo que parece ser un restaurante mejicano, ahogando sus penas por su último fracaso sentimental, de fondo escuchamos Solamente tú, aunque no de Pablo Alborán sino de  la orquesta salsera de la República Dominicana Nueva Melaza y Cielito Lindo, sin cantante reconocido. Para terminar, y aunque no he sido capaz de situarlas dentro de la ficción, los responsables nos cuentan en su twitter que también suenan Better Off With The Blues, del compositor y actor griego Paul Koudoris, y Partita Nº 1 en B menor de Bach interpretada por Bretislav Novotny.

S05E03: A Precious Commodity

Más allá de los siempre presentes temas instrumentales, de los que se encarga el compositor británico David Buckley, en este episodio encontramos dos canciones, aunque sólo una de ellas está en la lista de Spotify. Se trata de Love Riot de Tilly and the Wall, un grupo indie de Nebraska, presente en su último disco Heavy Mood. El otro tema, que suena mientras Alicia conversa con la joven que no quiere abortar, es Since I Fell You de Kristin Errett, que os dejo por aquí en un enlace de SoundCloud.

S05E04: Outside The Bubble

El trepidante comienzo del cuarto episodio está acompañado por el tema Satan del grupo Beast, una formación que ya sonó en los últimos episodios de la segunda temporada con el mismo disco, Beast. Mientras Diane y su prometido almuerzan y se encuentran con los amigos de la primera se escucha la canción Carolina Morning de Micky and the Motocars. Y aunque tampoco están presentes en la lista encontramos Union Strong, de Tom Polce, versionado específicamente para la serie y It’s Been Going ‘Round de Jesse Harris, presente en su disco Sub Rosa, aquí en Youtube.

S05E05: Hitting the fan

El único momento musical del episodio en el que no se cuenta con la música propia de la banda sonora de la serie, creada por el antes mencionado David Buckley, es cuando el matrimonio Florrick se deja llevar por la emoción del momento, después de que Alicia haya puesto rumbo a una nueva vida y se meten en el cuarto a celebrarlo. “Tenemos diez minutos. Si no va a empezar a tomar malas decisiones ahí fuera” es lo que le dice Alicia a Peter después de que haya subido el volumen de su equipo de sonido, en el que suena Black Sheep de la cantante neozelandesa Gin Wigmore. La canción que suena durante el sneak peek del resto de la temporada es la que abrió el episodio anterior, Satan de Beast.

S05E06: The Next Doy

El tema estrella del episodio, que lo abre, lo cierra, y aparece en algún momento más en el desarrollo de la trama es la canción Captain Sunshine (sí, como el superhéroe)presente en el disco de Lucy Schwartz, Timekeeper, publicado este mismo año. La joven californiana, nacida en 1989, es habitual en las bandas sonoras de películas y series, y la hemos podido escuchar en el repertorio de producciones como Anatomía de Grey o Army Wives, además de ser la responsable del tema de apertura de la primera temporada de Parenthood.

S05E08: The Next Month

El momento musical de éste capítulo llega al final, cuando Alicia comienza a desembalar los muebles de sus nuevas oficinas y se toma un descanso para soñar con su futuro mientras espera a que llega su esposo, Peter Florrick. Es ella misma la encargada de la selección musical, gracias a los altavoces wifi que ya habíamos visto en algún episodio previamente. En esta ocasión el tema elegido es, a modo de mantra quizá, All I Have To Do Is Dream,  un tema que hizo popular el dúo country The Everly Brothers en 1958. En esta ocasión, la versión que escucha Alicia en el destarladado almacén que sueña con convertirse en oficinas, corresponde a la joven compositora neoyorquina Lauren O’Connell.

S05E09: Whack-a-Mole

Más allá de los habituales acompañamientos clásicos, al final del episodio, cuando Will y Diane negocian con Alicia y Cary la compensación que recibirá Zayeed por parte de Scabbit, podemos escuchar una versión moderna de la Partita Nº1 en B menor, BMW 1002: III. Corrente de Johan Sebastian Bach. Sin embargo, y a pesar de ser habitual que la pieza se interprete con violín o guitarra, en esta ocasión Chris Thile lo hace con una mandolina, un instrumento del que es un virtuoso.

S05E10: The Decision Tree

Como en todo capítulo navideño, la ambientación musical va acorde con las fechas y a lo largo del capítulo podemos escuchar varios fragmentos de los siempre pegadizos villancicos. Al comienzo del capítulo un coro entona el Angels We Have Heard on High de The Roches, que no está disponible en Spotify pero sí en iTunes. Cerca del minuto ocho, cuando Jackie coge el teléfono, escuchamos el tradicional Joy To The World, interpretado en esta ocasión por Don Moen. Para terminar, en la persecución entre Kalinda y Damian escuchamos la versión del grupo de Los Ángeles Bad Religion de Hark! The Herald Angels Sing.

S05E11: Goliath and David

Curiosamente, y aunque la base del episodio es una canción, Thicky Trick, ninguna de las versiones está presente en Spotify, aunque sí podemos encontrar en Youtube un simpático vídeo de los componentes del reparto de la serie, moviéndose con más o menos gracia, al ritmo de este tema.

S05E12: We, the Juries.

Y si en el anterior capítulo el centro de todo era una canción y tres grupos musicales de ficción, en este los creadores de la serie se decidieron por toda una estrella del mundo de la música y escogieron tres de las canciones de su nuevo disco para ambientar el episodio, Bruce Springsteen y su último trabajo High Hopes. Precisamente el primer tema que escuchamos, y del que también oiremos fragmentos a lo largo de la trama, es la canción que da título al disco y que ha sido lanzado como primer single. Posteriormente, cuando Kalinda y Cary están en el bar suena el tema The Ghost of Tom Jad, y para terminar el episodio la elegida es Hunter of Invisible Game.

S05E13: Parallel Construction, Bitches.

Justo en ese momento en el que paras el episodio, pra tener la oportunidad de ver si te has equivocado de serie, o de día, o justamente te preguntas si quizá el torrent era el equivocado, escuchamos como fondo musical el tema de Gill Scott-Heron, Me and the Devil. Afortunadamente no tardamos mucho en darnos cuenta que lo que vemos en pantalla es una burla de los creadores de la serie hacia muchas de las producciones de las cadenas de cable, con Alicia y Grace como atentas, y horrorizadas, espectadoras de un espectáculo en el que un policia resentido trata de imponer su propia justicia.

S05E14: A Few Words.

La música con la que se ambienta los minutos de nerviosa espera de Alicia, cuando Cary le está echando un vistazo a su esforzado discurso, al comienzo del episodio, es una creación original de David Buckley titulada Fake Rental Company y creada expresamente para la serie. A pesar de que no es posible encontrarla para su uso comercial, ni en iTunes ni en Spotify, podremos escucharla en la página web del compositor, donde encontraremos el reproductor situado en la parte superior izquierda. El tema es el vigésimo primero.

S05E15. Dramatics, your honor.

En el momento previo al que se produzca ESO, cuando el personaje de Hunter Parrish está a punto de perder la cabeza, podemos escuchar el tema de la banda de tejas The Black Angels titulado Mission District, presente en su disco de 2008 Directions To See a Ghost. Para los más fans, en la promo del capítulo siguiente, que me temo que aún será más impactante que éste último, suena la canción de Sarah Jackson-Holman Come By Fire.

S05E17. A Material World.

En la genial escena de Diane y Alicia compartiendo unos Martinis e intercambiando reflexiones sobre el funeral de Will suena Home de la cantante y compositora de Louisville Dawn Landes, presente en el disco publicado este año Bluebird. Con la sorprendente aparición de Jennifer, la que fuera tutora de Grace, oímos la versión vocal mix del tema In The Moment, de Dynamik Dave y David Lyn, y para finalizar, cuando Kalinda irrumpe en el piso de Cary y se besan hasta que la primera decide marcharse, podemos escuchar el tema Science Killer del grupo The Black Angels.

S05E19. Tying The Knot.

En el regreso del siempre temible Colin Sweeney podemos escuchar, nada más comenzar el episodio el tema Chains del dúo de música electrónica experimental de Chicago Gatekeeper. Durante el resto del episodio, cuando Alicia trata de recordar lo que vivió, y vio, en la casa de Sweeney, suena la canción Bulbform, creada por la banda canadiense de “synthpop” Trust.

S05E20. The Deep Web.

El rítmico palmeo que nos acompaña a lo largo de todo el episodio es responsabilidad de Anya Marina, una habitual en las bandas sonoras televivas que ya ha aperecido en series como How I Met Your Mother, Gossip Girl, Grey’s Anatomy y otras. En este caso el tema elegido para acompañar el día libre de Alicia es High On The Celling, presente en su segundo álbum Slow & Setady Seduction: Phase II.

S05E21: The One Percent.

Durante el comienzo del cpaítulo, cuando observamos el trajín del catering y la dedicada realización de una tarta, que luego acabaría en la cara del señor Pasley y en el vestido de Alicia, se escucha You’re Gonna Get What’s Coming To You, versionada para la ocasión por Nerf Herder. La canción, de finales de los setenta, se puede encontrar en el disco Double Fun, de su compositor oroginal, Robert Palmer.

73741_558378160862345_60307560_n

The Good Wife: Alicia y sus decisiones


Cada vez que alguien en mi timeline de Twitter, que es lo más cerca que algunos estamos de una reunión de seriéfilos, ensalza las bondades de The Good Wife no puedo evitar fruncir el ceño, y sentir una mezcla de envidia y desacuerdo. Tiene que ser algo así como terminar con tu pareja de mutuo acuerdo, y unos meses después ver que hay alguien que valora y quiere todo aquello que antes tú deseabas, pero que hace tiempo que no ves. Porque yo hace tiempo que no siento que la serie creada por el matrimonio King sea una serie perfecta y maravillosa que nos deleita con grandes momentos televisivos en cada episodio, o que la producción de CBS es el mejor drama de la televisión en la actualidad. Bueno, eso creo que no llegué a pensarlo nunca. Terminada la cuarta temporada y con su regreso asegurado dentro de unos seis meses, reconozco que la última entrega ha tenido buenos momentos, con tramas y casos interesantes pero que, para mí, ya no funcionan como antes y la serie se resiente ante el inmovilismo y la repetición de los engaños.

the_good_wife_season_4_finale

Cuando llegó Alicia era una mujer que trataba de sobreponerse a la vergüenza a la que su adúltero marido le había condenado, dispuesta a sacar adelante a su familia con mucho esfuerzo, pero siendo una buena y fiel esposa que ante el posible escándalo que supondría el abandono, decide quedarse al junto al hombre con el que se casó. Sé que el título advierte de la paciencia y la capacidad de sacrificio de la buena mujer, pero resulta agotador sentirse, a cada poco, que no siempre quiere ser esa buena esposa, y con los episodios termina siendo una suerte de perro del hortelano con el que los guionistas juegan a su antojo. Conozco un seriéfilo que cree que The Good Wife sería una mejor serie si la trama de Alicia Florrick desapareciese. Yo no quiero ser tan radical, porque me gusta la Margulies desde que la conocí en ER, con su permanente y sus traumas, pero aunque durante esta temporada hemos podido ver cambios en su vida, no creo que éstos hayan sido en aquellos temas que verdaderamente nos preocupaban a los espectadores. O más claramente, llevamos demasiadas temporadas con Will y Alicia mareando una perdiz que está cansada de conversaciones aplazadas, sentimientos aparcados y ascensores que se dejan marchar.

El cambio laboral de Alicia le ha servido para ver el nivel de escrúpulos que se gasta en una reunión de socios, y quizá la forma en la que se sofoca el incendio de los ayudantes del bufete es lo que le sirve a la sacrificada abogada para tomar la decisión que toma en el capítulo siguiente. Si unimos esto al resultado electoral, la próxima temporada se presenta cargada de novedades y a primera vista los vientos soplan en contra de los intereses de la pareja de abogados, pero no dudaría en apostar por que volveremos a ver conversaciones a escondidas y momentos incómodos. Desconozco si Alicia es consciente de que su decisión no es la única que afectaría a Lockhart & Gardner, y si el ascenso de Diane trastocará sus planes. Y tampoco sé cuánto tiempo dedicarán los guionistas a esos tres meses que dice Cary tener por delante antes de emprender el vuelo, una duda que a mi modo de ver puede determinar el interés del inicio de la quinta temporada, al que obviamente también contribuirá la charla que Will y Alicia posponen en el último episodio, y con la que juegan, con gran acierto, los guionistas a la hora de cerrar ese capítulo.

Por lo demás hemos disfrutado de algunos casos de actualidad, como el del dopaje, los embargos por parte de bancos, o el poder de las redes sociales, e interesantes, como aquel que se celebró en  dos condados diferentes, o la vista preliminar para determinar las causas de la muerte. Una temporada más hemos podido ver grandes actores invitados como Christina Ricci, Stockard Channing o Amanda Peet y han regresado muchos de esos intérpretes que hacen de esta serie algo tan particular, como Michael J. Fox, Martha Plimpton o Carrie Preston. Sin embargo, en mi opinión, secundarios como Kalinda o Eli Gold han tenido un peso menor al de entregas anteriores, o se han visto perjudicados por tramas con menor posibilidad de lucimiento que en temporadas previas. Un mal que creo que también padece la trama central de la serie, que depende en exceso de la brillantez de los actores invitados para llegar a resaltar y sostener la total complejidad de una producción que ahora debe afrontar el peso de una quinta entrega y las decisiones que eso conlleva.

Bandas Sonoras: The Good Wife


A pesar de que la serie de Robert y Michelle King, como buena parte de las series procedimentales, no destaque por su abundante y variada banda sonora, The Good Wife ha utilizado varias e interesantes canciones a lo largo de sus tres temporadas, especialmente en los últimos episodios. Si el final de la segunda temporada jugaba, especialmente, con un par de temas, en esta tercera ya ha habido algunos temas que aportan algo más que la música de fondo, que por otra parte no deja de resultar interesante e incluso omprescindible, como en el décimo capítulo de la tercera temporada, el último en el momento de escribir esto.

Mi nombre de usuario es AloFer, (buscar así: “spotify:user: Alo Fdez Larrechi”) y la undécima lista de reproducción es ésta. La selección y la lista irán creciendo conforme avancen los capítulos y la música suene en los momentos más inesperados.

1.- O.N.E. Yeasayer S02E07. La banda de rock experimental neoyorquina regresa a esta sección, tras su participación en la banda sonora de Friday Night Lights. En esta ocasión lo hace con un tema presente en su segundo trabajo, Odd Blood, que sirve para poner fin al séptimo capítulo de la segunda temporada, tras la conversación de la protagonista de la serie con Louis Canning.

2.- Testament To Youth In Verse. The New Pornographers. S02E11. La banda canadiense formada en 1997 pone ritmo al final del undécimo capítulo con este pegadizo tema, presente en su segundo disco “Electric Version” (2003). La banda compuesta por Dan, Kathryn, Neko, John, Kurt, Todd, Carl y Blaine tiene amplia experiencia en series de televisión, y está presente en un buen número de series, entre ellas Weeds, Chuck, The Office o Ugly Betty.

3.- Black Ballon. The Kills. S02E15. La banda de post-punk revival formada por Alison Mosshart y el guitarrista Jaime Hince se cuelan en la segunda temporada de la serie de Alicia Florrick cerrando uno de los capítulos más interesantes, con Diane Lockhart defendiendo al efímero pero acertado Kurt McVeigh. Este medio tiempo que juega con la percusión, está presente en su tercer trabajo, publicado en 2008, Midnight Boom.

4.- Mr. Hurricane. Beast. S02E21. Llegando al final de la segunda temporada nos encontramos este tema con el que “juegan” los personajes de la serie. Con gran ritmo, y muy indicado para listas de reproducción callejeras, el tema se encuentra en el primer, y único, disco de esta banda canadiense de indie-punk electrónico, que lleva su propio nombre. Satan, canción con la que termina el disco, suena también en el cierre de un capítulo de Hung.

5.- Any Other World. Mika. s02E23. Y cerrando esta segunda tanda de capítulos llega una de las canciones menos conocidas, y más tranquilas, del exitoso albúm debut de Mika. Con Alicia Florrick y Will Gardner en el momento más comprometido de la serie, con los sentimientos a flor de piel y los gestos más esperados en el lugar menos soñado, suena este tema con cierto aire nostálgico que sin embargo invita a pensar en una nueva época.

6.- Dog´s Got A Bone. The Beta Band. S0305. En el capítulo titulado Marthas and Caitlins, una cruel muestra del enchufismo reinante en todos los ámbitos de la vida, y el ridículo juego con el que trata de enmascararse, suena para terminar este tema de la banda británica presente en el mundo de la música tan sólo ocho años, entre 1996 y 2004. En este caso es Cary, que por aquel entonces pasaba por una difícil época, el encargado de cerrar el capítulo y dibujar, abriendo una simple puerta, un nuevo panorama.

7.- Riot Rhythm. Sleigh Bells. S03E06. Me resulta difícil calificar este ruidoso tema gentileza de la tutora de Grace, un personaje excéntrico y curioso donde los haya, con cierto gusto por la autoexhibición y los bailes espotáneos. La canción, por utilizar el término más ortodoxo, se la tenemos que agradecer al grupo de noise pop nacido en Brooklyn, Sleigh Bells.

8.- Sail. AWOLNATION. S03E09. Perdón por las mayúsculas pero el grupo americano las impone y quién soy yo para llevarles la contraria. En esta ocasión la música llega al comienzo de este episodio en el que la rectitud de la justicia militar y la elegancia de la justicia civil tratan de darse la mano, sin acabar de comprenderse.

9.- In The Dirt. S.Carey. S03E11. Y para cerrar uno de los mejores capítulos de la tercera temporada llega esta evocadora canción del estadounidense Sean Carey, muy del gusto de la serie. Presente en el único disco de este joven nacido en Wisconsin que sólo lleva tres años en el mundo de la música, el tema sorprende con un repentino cambio de ritmo que acompaña ese desenfrenado cúmulo de preguntas e ideas locas que  asaltan al espectador cuando la pantalla se funde a negro.

The Good Wife, hasta la próxima temporada


Iba a escribir un post en el que contar porqué The Good Wife no es una serie más de abogados. Y a pesar de que los escépticos siguen resistiéndose, de alguna manera ya lo hice hace un par de meses. Así que, llegado el final de la segunda temporada, me limitaré a dar “my opinion”. Eso sí, aunque no acostumbro a avisar, vaya por delante que contendrá unos cuantos spoilers. Por si todavía os lo estáis pensando, aviso para no estropear la fiesta de nadie.

Comenzaré reconociendo que  el final de la primera temporada, a mi que soy una romántica, me decepcionó un poco. La ansiada imagen se hacía esperar y encima Alicia decidía hacer honor al título de la serie. Con la vuelta de los capítulos, el destino era tramposo con Alicia y el regreso a casa de Peter no era fácil. Mientras los casos eran brillantes, Diane y Will protagonizaban grandes momentos conspiratorios. Por su parte la posición de Kalinda y  Cary ni es segura, ni está clara y la familia se adapta sin estridencias, pero con grandes conversaciones a los cambios que la decisión de Alicia producen.

En esta temporada en la que los parones han dibujado ciertas diferencias argumentales, además de cambios en los personajes secundarios, hemos disfrutado de grandes casos: inesperados tiempos límite para resolver un caso, las razones de un jurado para declarar inocente o culpable a un sospechoso, los asesinatos dentro de la cárcel, la lucha por un caso simplemente por la fama que te otorgaría o los problemas legales que surgen con el crecimiento de la importancia de Internet. Eso sin olvidar la estelar “aparición” de cierto mandatario venezolano y el roce de la ficción con  la realidad en el caso de Dominique Strauss-Khan.

Por si fuera poco, el matrimonio King, creador de la serie, se preocupa lo suficiente de cuidar su reparto y si la temporada pasada fue generosa con los secundarios y las apariciones esporádicas ésta no ha sido menos. Michael J. Fox,  Mamie Gummer y Martha Plimpton han vuelto a vérselas con Lockhart&Gardner y America Ferrara ha reaparecido con tanta brillantez que ya hay quién ha pedido incluso su incorporación definitiva en el reparto. Además Rita Wilson y Jane Alexander han repetido sus participaciones en esta temporada y hemos disfrutado de las apariciones de Aaron Staton, publicista de Mad Men, John Benjamin Hickey, el hermano de Laura Linney en The Big C o Seth Gilliam, el sargento Carver de The Wire.

La tercera temporada se presenta interesante; lo ocurrido en los tres últimos capítulos de la segunda son un cierre por todo lo alto que procuran los cambios “casi” necesarios en el entorno de Alicia como para despertar más expectación que la primera. La actitud de Peter, el paso adelante de Alicia respecto a sus sentimientos hacia Will y el “traslado” de Eli, crean un escenario que bien aprovechado puede obsequiarnos con grandes momentos y tramas. Sin embargo no puedo evitar temer giros demasiado “culebronescos ” que quieran mantener una trama que durante este año ha resuelto algunos de sus planteamientos iniciales.

Veremos. Los abogados siempre se guardan un as bajo la manga, ¿no?