Ripper-Street-S3-1

El inesperado regreso de Ripper Street


El asesino en serie más desconocido de la historia de la humanidad es una excusa tan buena como otra cualquiera para crear una serie. Y los crímenes que perpetró Jack el Destripador a finales del siglo XIX fueron la excusa perfecta para crear Ripper Street, una producción interesante y atractiva que se centra en el trabajo de los comisarios y policías de uno de los barrios más pobres de Londres, Whitechapel, que tienen que vivir con el estigma de no haber capturado al hoy todavía desconocido criminal. Emitida por la BBC, y su filial norteamericana, la serie creada por Richard Warlow fue cancelada tras dos temporadas, pero regresará éste viernes, 14 de noviembre, gracias al fervor creativo de Amazon, que además de sus propias series ha decidido apostar por el regreso de esta producción que para muchos fue injustamente cancelada.

Y es que las andanzas del metódico y reservado Inspector Reid, su fiel compañero el detective Drake y el descarado Matthew Judge, médico y forense para la ocasión, encontraron en los fans de las series policíacas, los seguidores de las de época o en aquellos que simplemente buscaban una buena producción, un público fiel que cada semana esperaba saber más de las vidas de estos tres hombres. Porque a pesar de que nada más se supo del temido Jack, seguía habiendo criminales en las calles de Londres, y juntos trabajan para ponerlos entre rejas. Pero además, cada uno de ellos tiene que lidiar con sus vidas, que no son especialmente tranquilas. El Inspector Reid, interpretado por Matthew Macfadyen, trata de revivir su matrimonio, en crisis desde que desapareciera su única hija. Reid no pierde la esperanza de encontrarla con vida, pero su mujer no lo cree posible y se dedica por completo a ayudar a mujeres maltratadas. El veterano Drake, Jerome Flynn, representa la fuerza bruta del equipo, pero cuando se encuentra fuera de servicio trata de encontrar una mujer con la que compartir su vida. Por último, Judge es un norteamericano vividor lleno de vicios, que se une a Reid a regañadientes, porque obviamente cualquier cosa es peor que pasar el día en el burdel que dirige Long Susan, su mujer.

Dos temporadas y dieciséis episodios después, Ripper Street regresa para alegría de sus seguidores, que en su día pensaron que no volverían a ver el semblante serio de Reid paseando por las oscuras calles de Whitechapel. La acción se retoma cuatros años después del final de la segunda temporada, y el trío de protagonistas hace tiempo que dejó de ser tal. Y a la vista del trailer y de las primeras críticas, parece que la producción regresa en buena forma, y que nunca estuvo en el cajón de las series suspendidas. El mal que campa a sus anchas por las calles de este peligroso barrio volverá a unir a Reid, Drake y Judge y parece que los tres están dispuestos a darlo todo para terminar con la violencia y el crimen. Desde aquí sólo nos queda agradecer a Amazon la apuesta y esperar que el regreso esté a la altura de las expectativas, esas que se crean cuando te dicen que regresa algo que creías que no volverías a ver.

ALICIA_3

Bandas Sonoras: The Good Wife (S06)


Una temporada más es imposible resistirse al encanto musical de la serie creada por el matrimonio King, y semana tras semana trataré de dejar por aquí, y en la lista de Spotify correspondiente, que es ésta, los temas que suenen en la temporada que se emite actualmente en Estados Unidos. A primera vista, y tras ocho episodios, parece que la selección musical de la sexta temporada de The Good Wife es más algo más escasa que en entregas anteriores (aquí segunda y tercera temporada, aquí la quinta), pero quedan muchos capítulos, y muchas sorpresas por delante.

S06E01. The Line. A lo largo de todo el capítulo, jugando con el ritmo de la acción, escuchamos una de las piezas más conocidas del compositor austríaco Franz Schubert, titulada Piano Trio Nº 2 en Mi Bemol D:929, Op 100: Andante con Moto. Sin embargo, a pesar de que la partitura es la del compositor, para la serie han utilizado la excelente versión del trío de músicos franceses llamado Trío Wanderer incluída en su disco dedicado al prolífico músico.

S06E04. Oppo Research. En la escena del bar, de fonod podemos escuchar Troubled Soul de Christian & the 2120′s, un grupo sueco al que también hemos podido escuchar en la banda sonora de Sons Of Anarchy. Al final del episodio, cuando Bishop le cuenta a Alicia que ha decidido seguir su consejo y contratar otros abogados, de fono de escucha la versión de la partitura de Bach, St. Matthew Passion , BWV 244: Nº 3 para coro, que en este caso interpreta el English Baroque Soloists.

S06E05. Shiny Objetcs. Siguiendo con la música clásica y religiosa, cuando Peter presenta la candidatura de Alicia el tema elegido de fondo es Bach Magnificat en Re, BWV 243 interpretado por el coro y la orquesta de la Academia St. Martin in the Field. Por su parte, el tema que escuchamos cuando la buena de Elsbeth Tascioni trata de fijar su concentración lleva por título Música Poética I- Highlights: Gassenhauer compuesta por el compositor neoclásico Carl Orff. Del Call Me Maybe del episodio siguiente entiendo que no hace falta decir nada, e incluso podemos obviarla en la lista, por qué no…

S06E07. Message Discipline. Cuando Alicia y Finn se encuentran en el Finn, y él le cuenta la decisión que ha tomado al respecto de su trabajo como fiscal, de fondo podemos escuchar A Viper Just the Same, de la banda de Texas Jitterbug Vipers. Al final del episodio, cuando Frank Prady va a verle a su despacho, y a contarle la verdadel tema escogido es Bombs Away de la banda de rock alternativo de California llamada Eels

S06E08. Red Zone. Cuando Kalinda y Lana se encuentran en la cama, al principio del episodio, de fondo suena la canción Go West, escrita por la compositoria originaria de New Haven Liz Phair, e incluida en su segundo álbum de estudio titulado Whip-Smart y publicado en 1994.

 

THE_DIVIDE_005

The Divide: la justicia en manos de los hombres importantes


“No me gusta cuando la ley es manipulada por hombres que se creen más importantes que otras personas. Como mi padre, como usted. Odio su arrogancia, odio que se sientan a salvo, odio que se sientan con derecho a sentirse a salvo. Quiero hacerlos sudar. Aunque ganen. ¿Usted no?”  Christine Rosa.

The Divide es una de esas producciones que van más allá de una simple sinopsis. Porque explicar su trama diciendo que es una serie sobre la aparición de nuevas pruebas en un importante caso de asesinato múltiple, es como tratar de explicar qué es una playa y quedarse únicamente con que hay arena. Es cierto que las nuevas pruebas son la razón por la que la vida de los protagonistas da un vuelco, pero para llegar hasta ahí ha habido que guardar muchos secretos, contar algunas mentiras y hacer sacrificios.

Christine Rosa es una estudiante de Derecho que emplea su tiempo trabajando en una organización caritativa que defiende a aquellos que no pueden pagarse un abogado, y lleva años leyendo las cartas que envía Terry Kucik, condenado hace más de una década por matar a una familia afroamericana de Philadelphia. Jared Bankowski, el compañero de aventuras de Kucik se convertirá en unos días en el primer ejecutado en el estado de Pennsylvania del siglo XXI, y la joven trata de encontrar una forma de detener el proceso y conseguir un aplazamiento. Pero el trabajo de Christine no es vocacional, no siente pasión por las leyes, sino que simplemente trata de conocerlas mejor para utilizarlas en favor de sus clientes. Y sin estar licenciada su cliente más importante es su padre, condenado a muerte por asesinar a su madre al marido de su exmujer en un presunto ataque de celos.

Adam Page es el fiscal de la ciudad de Philadelphia, un hombre con aspiraciones políticas que se hizo popular hace once años, cuando llevó a juicio a los asesinos de la familia Butler, Terry Kucik y Jared Bankowski. Page es un hombre importante en la comunidad afroamericana, que es mayoría en la ciudad y una de las más importantes del país, pero vive con el temor de que alguien quiera desacreditar su labor y terminar con su carrera. Por ello, lo que menos le apetece a este padre de familia casado con una abogada empresarial, es que el caso que le encumbró vuelva a ser noticia por la aparición de pruebas que perjudicarían su nombre y el de su padre. Isaiah Page, su padre, es tras una larga y costosa carrera en el cuerpo de policía, un importante  e inteligente comisario que nunca olvida las dificultades por las que tuvo que pasar por culpa del color de su piel.

Terry Kucik es el hijo único de una familia de clase media de Philadelphia, que ha pasado los últimos once años entre rejas, acusado de un crimen que dice no haber cometido. Allí Kucik tiene que elegir el bando al que pertenece, especialmente porque no es muy querido entre los presos afroamericanos, y una esvástica dentro de un trebol de cuatro hojas es la tarjeta de presentación que ofrece su mano izquierda. Pero Kucik no se rinde, y mientras trata de mantenerse con vida intenta llamar la atención de la Innocence Initiative, una organización (basada en una entidad real)  que se ocupa de aquellos que buscan un juicio justo. Su perseverancia, y la necesidad que tiene Christine de encontrar una causa por la que luchar, le permitirán, más que buscar justicia, plantear todos los interrogantes que le han acompañado durante su larga estancia en la cárcel.

THE_DIVIDE_02

Aunque los deseos de justicia impregnan todas las historias que conforman la serie, The Divide, que podremos ver en España a partir del día 4 en AMC, es algo más que una serie de abogados, una crítica al mejorable sistema judicial norteamericano o un alegato contra la pena de muerte. La producción creada por Richard LaGravenese y Tony Goldwin plantea una historia interesante que indaga en las entrañas de la justicia lejos de los juzgados y los abogados, dominadas por las ansias de poder de dos hombres que en pleno siglo XXI se convierten en los señores feudales de Philadelphia, dispuestos a cualquier cosa con tal de seguir siendo invitado a fiestas de postín o fotografiándose con personalidades. Pero un joven ansioso por conocer la verdad once años después, siendo personas distintas en escenarios completamente diferentes, será el que haga temblar su poder y con ello el control de sus vidas.

Además de una historia atractiva que consigue atrapar al espectador desde el primer momento, otro de los aciertos de The Divide es su elenco, en el que podemos encontrar numerosas caras conocidas de la televisión. Marin Ireland, a la que recientemente hemos podido ver en Masters Of Sex o Homeland, interpreta a Christine Rosa, la joven apasionada que trata de encontrar un resquicio legal con el que cambiar el pasado. Chris Bauer (True Blood, The Wire) en el papel de Bankowski y Joe Anderson como Kucik son los hombres que fueron encontrados culpables del asesinato de la familia Butler, mientras que Clarke Peters (Treme, The Wire) interpreta a Isaiah Page, y Damon Gupton (Suits, Rake) se ocupa del rol de su hijo Adam. Paul Schneider (The Newsroom, Parks & Recreation), Nia Long (House of Lies), Adam Rothenberg (Ripper Street) y Reg E. Cathey (House Of Cards) son otras de las caras conocidas que tienen un papel importante en The Divide.
A pesar de que fue uno de los estrenos más discretos del verano, y que el anuncio de We TV de que no habrá segunda temporada no anima precisamente, siendo positivos parece obvio que The Divide tiene el honor de haber entrado en esa larga y llorada lista de series injustamente canceladas. Aunque nunca se pierde la esperanza de que alguien acuda a su rescate y le conceda la segunda temporada que debe a sus espectadores. Y que la propia serie se merece.

AMC llega a España


A pesar de que ni en nuestros mejores y más seriéfilos sueños muchos ni habíamos llegado a contemplar la posibilidad, en los próximos días desembarcará en España uno de los canales de cable más valorados y galardonados de Estados Unidos. El próximo 4 de noviembre a las 16h., y englobado dentro de un lanzamiento mundial que llegará a 120 países, comenzará la andadura AMC España, con un contenido completamente dedicado a películas y series de televisión. En éste último apartado, que ha otorgado a la cadena fama mundial, podremos encontrar las nuevas producciones que estrene la cadena madre, que si bien no tiene asegurada su exclusividad, si que tendrá preferencia a la hora de emitir estas producciones en todo el mundo.

AMC_SomMre_Black

Estas son algunas de las conclusiones que se extraen de la presentación de AMC España que tuvo lugar el martes en Madrid y en la que pudimos escuchar a Eduardo Zulueta, Managing Director de AMC Networks International Iberia y Latin America, explicando los detalles del lanzamiento del canal, que estará presente en las principales plataformas de nuestro país: Movistar TV, ONO, Orange, Euskaltel, R y Telecable. Apelando al respeto que impone el canal en Estados Unidos, Zulueta recordó los premios Emmy y nominaciones conseguidas por AMC en la última década, aquella que le llevó a lo más alto de la industria televisiva norteamericana con títulos como Breaking Bad o Mad Men. Sin embargo, y por cuestiones de derechos, no parece probable que lleguemos a ver ninguna de estas producciones en el canal, puesto que priman las adquisiciones previas al nacimiento del canal en nuestro país. Y por lo tanto los últimos ocho capítulos de la venerada serie de publicistas en Nueva York los veremos en España a través de Canal +, que ha emitido en España el resto de la producción.

Lo que si que podremos ver, y dentro de muy poco, serán dos de las series estrenadas por AMC durante 2014 y que confirman la calidad de sus creaciones en cualquiera de sus canales. El primer estreno llegará el mismo 4 de noviembre, de la mano de The Divide, primera producción propia del canal especializadode AMC We tv. Escrita por Richard LaGravenese y David Mason, y dirigida por Sarah Pia Anderson y Tony Goldwin (si, el presidente Fitzgerald para la Pope y Scandal), The Divide es una serie que a lo largo de ocho episodios trata de explorar las ambiguedades éticas, morales y deontológicas de la sociedad moderna, especialmente cuando la política y el derecho se encuentran sobre terrenos pantanosos. Con un reparto repleto de caras conocidas, un argumento tan sólido como interesante y pendiente de la renovación por una segunda temporada, The Divide es una interesante producción imprescindible para los interesados en la política norteamericana o los apasionados por las series de abogados.

Dos días después, el 6 de noviembre, los seriéfilos podrán disfrutar de unas de las sorpresas inesperadas de la temporada, Halt and Catch Fire. Escrita y dirigida por Christopher Cantwell y Christopher C. Rogers, la serie más difícil de pronunciar de la parrilla norteamericana se centra en el nacimiento de la era de los ordenadores personales a comienzos de los 80, una década repleta de revoluciones tecnológicas y guerras empresariales sin la que probablemente no estaríamos aquí, ahora. A pesar de que en un primer momento puede parecer una serie compleja y para expertos en informática, la calidad interpretativa de sus protagonistas y lo interesante y apasionado de sus historias hacen de Halt and Catch Fire una de las producciones más interesantes del 2014, que además el próximo año estrenará su segunda temporada.

Según explicó Zulueta los próximos estrenos de la cadena madre en Estados Unidos llegará a nuestro país, si existe acuerdo para ello, con una diferencia de uno o dos días, algo que ya es imprescindible a la hora de ofrecer a los usuarios productos televisivos. Así que aunque aún tengamos que resignarnos a no contar con un Netflix español es de agradecer que cada vez más cadenas se preocupen por ofrecer una oferta seriéfila interesante y de calidad que respeta tanto al producto como al espectador. Algo de lo que no pueden presumir los canales convencionales, preocupados todavía y casi exclusivamente por la señora de Albacete. Señora que, por cierto, no será eterna.